Lean

Cadena de Suministro Lean y la tecnología – Parte I

Los conceptos de Lean, que inicialmente fueron aplicados en entornos de producción (“Lean manufacturing”), son utilizados hoy en día como una herramienta muy potente para la optimización cualquier tipo de proceso operativo y administrativo en la Cadena de Suministro (planificación, compras-aprovisionamiento, fabricación, almacenaje y distribución) con vistas a obtener reducción de costes, mejora de eficiencia y del nivel de servicio.

“Lean Logistics”, simplemente, se puede describir como una filosofía de trabajo. Una manera de reconocer y eliminar las actividades de despilfarro de la cadena de suministro, con el fin de aumentar el flujo y la velocidad del producto. Esta filosofía, implica un ciclo constante de búsqueda de la perfección eliminando el desperdicio y maximizando el valor del producto.

El impacto de la tecnología en Lean es de hecho, un facilitador clave de una cadena de suministro Lean. Vinculando el pensamiento Lean con sistemas y tecnologías disponibles hoy en día podemos obtener grandes mejoras en los procesos. Específicamente, en las diferentes áreas donde Lean es utilizado en combinación con tecnologías existentes o emergentes, es donde también se puede hacer la diferencia y así llevar a la organización al próximo nivel, incrementando la velocidad, la precisión y la integración entre todas las partes involucradas en una cadena de suministro local o global.

El pensamiento Lean

Cinco principios están involucrados en este proceso: especificar el valor, representar (mapear) la cadena de valor, crear un flujo de producto, establecer un sistema “pull” y la búsqueda de la perfección.

Cadena de Suministro Lean y la tecnologia. M

1. Especificar el valor. El valor del cliente se identifica y se agrega a lo largo de la red de la cadena de suministro. El punto de partida de la filosofía lean es el valor, la filosofía lean dice que el valor de un producto o servicio solo puede ser definido por el consumidor final y que desde el punto de vista de los consumidores, crear valor es la única razón por la cual los productores existen.

Es Valor añadido: procesos que transforman el producto. La actividad que cambia físicamente el material con el que trabaja.

No es valor añadido: La actividad utiliza tiempo, material o espacio, pero no incide físicamente en el material. Procesos que consumen tiempo, recursos, espacio, etc., sin añadir valor al producto.

2. Mapear la cadena de valor (VSM). Identificar todos los procesos a lo largo de la cadena de de suministro para eliminar los que no generan valor para el producto en general. Este mapeo nos ayuda a entender cómo el valor se crea en el producto desde la perspectiva del cliente. La cadena de valor es el conjunto de todas las acciones específicas requeridas para brindar un producto específico. Mapeando la cadena de valor se busca eliminar los desperdicios (Muda) encontrando pasos que no agreguen valor, algunos son inevitables y otros son eliminados inmediatamente.

3. Crear un flujo de producto. Una vez que el valor ha sido definido, se identificó la cadena de valor y se han eliminado las actividades que no generan valor (Muda), entonces es tiempo para hacer que todo el proceso fluya suave y directamente, de un paso que agregue valor a otro, desde la materia prima hasta el consumidor. Hacer que los procesos de creación de valor se desarrollen con agilidad y fluidez; minimizando interrupciones, inventarios, tiempo de inactividad.

4. Establecer un sistema “pull” basado en el cliente. Fabricación solamente en respuesta a las necesidades del cliente; lo que implica que la información sobre la demanda debe estar disponible en toda la cadena de suministro.

5. Búsqueda de la perfección. una vez realizados los primeros 4 principios, comienza nuevamente el proceso y continúa hasta que es alcanzado un estado de perfección, en el cual se crea el perfecto valor sin ningún desperdicio.

Las herramientas Lean

Lean cuenta con una gran variedad de herramientas que nos ayudan a mejorar los aspectos críticos. Pueden incluir conceptos básicos y generales como lo son el trabajo estandarizado, la organización y visualización del lugar de trabajo o la mejora del Layout. También otras, que de alguna manera son conceptos más complejos o avanzados como el mapeo de la cadena de valor (VSM), sistema pull con Kanban (just in time), la reducción del tamaño de lotes y el cambio rápido en el tipo de producción (SMED), células de trabajo o el mantenimiento productivo total (TPM).

¿Cuál sería un correcto diseño de una Cadena de Suministro Lean?

Es posible aplicar Lean en la mayoría de las actividades que se desarrollan en una cadena de suministro, como por ejemplo en el picking, en el packing, en la carga o descarga en depósito; en la planificación de rutas en el transporte, en el trabajo que se realiza en los muelles de recepción del almacén, en la fabricación y así sucesivamente. Lean en una cadena de suministro se va a enfocar en minimizar el costo de las operaciones en todos los niveles.

El objetivo también será utilizar la menor cantidad de recursos para completar eficientemente el trabajo. Los recursos básicos de una cadena de suministro son: el inventario, los almacenes, transporte, personal y capital de trabajo.

“Una cadena de suministro lean, debería ser diseñada para tener el mínimo de inventario en todo el sistema, el mínimo espacio de almacenamiento requerido para almacenar esos inventarios, y la optimización de los movimientos para reducir el costo de mover dicho inventario.”

También, una cadena de suministro lean, debería ser diseñada estableciendo contratos de suministro estables y a largo plazo negociando el mínimo costo posible, evitando modificar cantidades a entregar, puntos o fechas de entrega una vez que hayan sido acordadas.

¿Qué elementos considerar para una estrategia de Cadena de Suministro Lean?

A grandes rasgos, sin entrar en detalles de cómo aplicar las herramientas principales para lograr una Cadena de Suministro Lean, es útil pensar desde un punto de vista general cuales serian lo elementos necesarios. Es necesario identificar y eliminar el desperdicio en la cadena de suministro, quedando solamente el valor, utilizando un enfoque colaborativo, inter funcional e inter organizacional, para garantizar el flujo de materiales, productos e información.

  • Considerar los avances de la tecnología, para ayudar y permitir que la cadena de suministro sea flexible y eficiente.
  • Hacer un esfuerzo para obtener la mayor visibilidad posible de la demanda de los clientes a lo largo de la cadena de suministro, para así minimizar el efecto látigo.
  • Enfocarse en la reducción del “lead time”, utilizando las variadas herramientas de lean para reducir el tiempo “dock to dock”, lo cual es un gran indicador de que tanto lean somos.
  • Mantener el flujo de materiales, para asegurar la velocidad y flexibilidad de la cadena de suministro.
  • Intentar trabajar con economía de escala en largos tramos de transporte, moviendo nuestro almacén principal -donde recibimos grandes cantidades de materiales- lo más cerca posible del punto donde tenemos una gran demanda básica (pull). Es decir un largo trayecto para recibir mercaderías y un corto trayecto para distribuirlas.

Continua en
Cadena de Suministro Lean y la tecnología – Parte II

Marcello Giordano
Master en EAE Business School (Barcelona- España) . Experto en Cadena de Suministro. Actualmente desempeño como consultor y asesor privado en Logística y Supply Chain Management, ofreciendo sus servicios tanto a empresas como a personas. Con una larga trayectoria internacional. He trabajado para organizaciones internacionales como por ejemplo Naciones Unidas, ocupando un alto puesto en el área logística en la misión de Haití. También forma parte de “Broker y Asociados”, brindando servicios de consultoría en Logística y Cadena de Suministro para los clientes de la empresa para diferentes países de Latinoamérica y Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *