Demand Planning, Sin categoría

¿Disponibilidad o nivel de servicio? Análisis de la distribución farmacéutica

Nivel de servicio en la distribución farmacéutica. Slimstock

Disponibilidad, nivel de servicio, cadena de suministro y distribución farmacéutica. En este artículo analizamos los niveles de servicio de este sector y exponemos las soluciones que han adoptado algunas de las distribuidoras más importantes del país.

En primer lugar, definiremos el nivel de servicio como el porcentaje de pedidos que podemos servir en el plazo adecuado. En el caso de la distribución farmacéutica, éste supone un gran reto logístico. Precisamente una de las razones de su complejidad es que depende del nivel de servicio que ofrecen todos los eslabones de la cadena: el laboratorio, la distribuidora y la farmacia.

Una situación que puede darse con facilidad es la confusión entre disponibilidad de stock y nivel de servicio ofrecido. Es crucial tener muy claro que la disponibilidad mide, sobre el total de artículos, la cifra de aquellos que tienen al menos una unidad en stock (por lo tanto hay disponibilidad). Sin embargo, tener una disponibilidad muy elevada no significa en sí mismo que vayamos a poder ofrecer el nivel de servicio deseado.

Si bien esta diferencia es muy clara a nivel de artículo, las diferencias que surgen en la comparativa con el servicio a niveles superiores (como familia de producto o almacén), tienden a ser mucho menores. Por eso, dependiendo del análisis que queramos realizar y el objetivo del mismo, podremos usar la disponibilidad como KPI, ya que en la mayoría de los casos, es más fácil calcular ésta que el nivel de servicio.

Efecto Látigo

El nivel de servicio que ofrecen los laboratorios farmacéuticos a las cooperativas y distribuidoras condiciona directamente el servicio que se da al final de la cadena. Se podría definir como un Efecto Látigo en ambos sentidos.

El hecho de que la farmacia desconozca la demanda del cliente crea el famoso Efecto Látigo, que se expande hacia los niveles superiores de la cadena de suministro. La diferencia en este caso es que la calidad de servicio de los laboratorios dificulta el propio reaprovisionamiento de las distribuidoras. Si las entregas de los laboratorios son poco fiables y no cumplen los pedidos de los distribuidores (ni en cantidad ni en precio), el nivel de servicio de las distribuidoras bajará notablemente y afectará a las farmacias.

Criterios para medir el nivel de servicio

Algo muy importante al analizar el nivel de servicio que ofrecemos son los criterios empleados para medirlo. Lo más habitual es que cada nivel de la cadena mida el servicio según sus propios criterios.

Evidentemente, el servicio que ofrece el nivel más alto de la cadena de suministro no es el único que determina la calidad del servicio en las distribuidoras. Existen otros factores que afectan de manera tanto directa como indirecta. Por ejemplo, un buen diseño de almacén, los servicios de recepción y entrada, las unidades logísticas empleadas, las tecnologías de comunicación o un buen sistema de aprovisionamiento, son también muy importantes.

Al igual que en el resto de sectores, la tecnología ha irrumpido en este escenario con soluciones como las comunicaciones a través de EDI, sistemas de información, la robotización o el software avanzado de gestión de aprovisionamiento.

Estas soluciones tecnológicas dotan a las empresas de herramientas que facilitan la gestión del nivel de servicio. Los sistemas de información, y más en concreto los de aprovisionamiento, son el mejor ejemplo.

Estos sistemas calculan las previsiones de la demanda de forma automática, lo que permite a las empresas actuar en consecuencia. Sin duda, esto da un un inmenso valor añadido a toda su gestión. Además, ofrecen a las empresas un alto grado de personalización y configuración, siendo la gestión óptima del nivel de servicio uno de las claves de su éxito.

Basados en análisis en profundidad del surtido de productos, clasificaciones ABC a medida y determinación de los comportamientos de cada SKU, estos sistemas configuran un nivel de servicio objetivo para cada referencia en cada una de sus ubicaciones. De esta manera, el cálculo del stock de seguridad dependerá, en buena medida, de este grado de servicio deseado.

¿Qué han hecho las principales distribuidoras farmacéuticas?

Algunas de las distribuidoras farmacéuticas más importantes de España han decidido apostar por el uso de sistemas de información avanzados. De esta manera, tienen a su disposición herramientas de análisis y soluciones adaptadas para que su nivel de servicio se incremente al mismo tiempo que se optimiza su stock.

Estas distribuidoras han conseguido dar un notable salto cualitativo en su gestión, haciendo inversiones mínimas y adoptando medidas orientadas a cambios en las políticas de reaprovisionamiento, gestión de entradas en almacén, organización de pedidos o gestión automática de reaprovisionamiento entre almacenes regulados.

De este modo, han aumentado la satisfacción de sus clientes, han disminuido el capital circulante y han aumentado la eficacia y eficiencia de sus recursos.

 

Desde 1993, Slimstock es sinónimo de la mejor previsión de demanda, una gestión de stock más eficiente, un análisis claro del inventario y un stock fiable. Tenemos más de 750 clientes en todo el mundo que incluyen grandes, medianas y pequeñas empresas.

Puedes contactarnos en nuestra web Slimstock o a través de Linkedin

Designed by Freepik

Slimstock
Fundada en 1993, Slimstock es la empresa líder en soluciones para la previsión de demanda y optimización de inventarios, con más de 750 clientes. Las herramientas Slimstock permiten que las empresas logren en corto tiempo un inventario óptimo, reduciendo el stock y aumentando el nivel de servicio de manera simultánea. ¡Right stock in the right place at the right time!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *