Demand Planning

¿Cómo puedes ganar la guerra contra la merma?

Retail

La merma es un problema muy serio al que se enfrenta el sector de la Alimentación. Desde nuestra experiencia en Retail, Previsión de la Demanda y Optimización de Inventarios, os ofrecemos hoy una receta para erradicar un asunto que trae de cabeza a muchos retailers.

“Da igual si la demanda ha sido menos de la esperada o si el producto ha caducado. Cuando hablamos de merma no nos referimos solo a una barra de pan con moho o a un yogur caducado. Es algo que cuesta millones”, dice Adam Leyland, editor de la conocida revista inglesa, The Grocer.

Nos preguntamos entonces, ¿qué pueden hacer los retailers para ganar esta guerra? Veamos los ingredientes de la receta:

  • 1 buen sistema de planificación
  • 1 análisis claro de todo el surtido de productos
  • 1 histórico diario de la demanda
  • Todos los datos de la siguiente manera: precisos y actualizados
  • Visibilidad de las fechas de caducidad
  • Buenas condiciones con los proveedores

Elaboración

1. Hay muchos cambios que se pueden dar de un día para otro en la demanda. Por eso, basar las previsiones en datos mensuales o incluso semanales no es lo más adecuado. Si queremos mayor precisión entre los procesos de reaprovisionamiento y demanda, debemos utilizar un sistema de planificación y emplear datos de la demanda histórica diaria.

2. Asegurarnos de que el nivel de stock de seguridad sea el adecuado, siempre para no decepcionar al cliente. Poner atención eso sí, en las cantidades óptimas, ya que demasiado stock también puede convertirse en merma. Para determinar el nivel óptimo de stock de seguridad, medir el coste potencial de las ventas perdidas, el coste de la merma y el nivel de servicio objetivo.

3. Respecto a las cantidades de pedido, y teniendo en cuenta la vida útil del producto, el coste por unidad, los costes de gestión y la fiabilidad del proveedor, emplear el sistema de planificación para determinar la Cantidad Económica de Pedido (EOQ) que nos convenga.

4. Para finalizar, no olvidar que la vida útil de los productos frescos es muy limitada. Una ubicación errónea puede hacernos perder ventas por no tener disponibilidad, o bien generar merma por tener demasiado stock. Tenemos que analizar nuestro surtido para identificar los productos de alta y baja rotación y así poder hacer una asignación correcta. Los productos frescos de alta rotación deberán almacenarse cerca del consumidor final para garantizar disponibilidad y frescura. Los de baja rotación deberán asignarse de forma centralizada para que la empresa pueda cumplir con la demanda con una mínima exposición a la merma.

En Slimstock somos expertos en Retail. Puedes contactarnos en la web de Slimstock o a través de Linkedin

Slimstock
Fundada en 1993, Slimstock es la empresa líder en soluciones para la previsión de demanda y optimización de inventarios, con más de 750 clientes. Las herramientas Slimstock permiten que las empresas logren en corto tiempo un inventario óptimo, reduciendo el stock y aumentando el nivel de servicio de manera simultánea. ¡Right stock in the right place at the right time!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *