Tendencias

¿Y cuando pase la pandemia …?

“La inteligencia es la habilidad para adaptarse al cambio” – Stephen Hawking

La pandemia del COVID-19, además de los estragos que provoca en las personas que enferman o que pierden su propia vida o la de sus seres queridos, está generando también cambios convulsos en prácticamente la mayoría de las organizaciones.

Las empresas han tenido que tomar decisiones en tiempo récord. Muchas actividades empresariales se han visto afectadas negativamente por la caída de la demanda de sus productos y servicios o porque han visto mermadas sus capacidades para producir o comercializar. Otras organizaciones, en cambio, han tenido un incremento importante de volumen de negocio y han necesitado adaptarse rápidamente a la transformación del modelo de compra de sus clientes desarrollando canales de venta e-commerce, o incrementando la producción de bienes y servicios que han tenido un repunte de demanda durante el desarrollo de la pandemia.

Pero esta crisis sanitaria terminará en algún momento, como han terminado todas. Probablemente con la ayuda de la ciencia y sus esfuerzos para encontrar una solución. Y es ahora, cuando parece que estamos atravesando (o eso esperamos) la parte más dura de esta situación anómala, el momento de dar una pensada a lo que acontecerá una vez la humanidad haya superado la pandemia y cómo va a influir el nuevo escenario en el modelo de gestión de nuestras organizaciones.

Invito a la lectura del estudio publicado por el World Economic Forum el pasado mes de Octubre  en el que se analizan las tendencias sobre el futuro del trabajo en el período 2020 a 2025.

En un capítulo de este interesante documento, se publica el resultado de un estudio realizado en empresas a las que se les consultaba sobre los cambios que tienen planificados realizar con las plantillas de sus organizaciones de 2020 al año 2025. Los resultados se pueden ver proyectados en el siguiente cuadro:

Como pueden ver, los tres principales cambios que las organizaciones tienen previsto realizar están vinculados con la transformación de su cadena de valor, la aplicación de tecnología y robotización y el incremento de la utilización de proveedores que realicen trabajos especializados en sus empresas.

Estos 3 ítems están intrínsecamente relacionados en la época en la que vivimos y aún más en la época que probablemente nos va a tocar vivir. La externalización es una solución para ayudar al cliente en la transformación de la cadena de valor de su organización aplicando la mejor tecnología desarrollada para optimizar los procesos y dotando a las operaciones de la flexibilidad necesaria impuesta por la implementación de nuevas tendencias y canales de comercialización.

Consecuentemente, la motivación de compra de las empresas que deciden utilizar soluciones de outsourcing está en proceso de transformación, pasando de un modelo de externalización de operaciones de poca importancia dentro de la cadena de valor de las compañías a un modelo profesional de gestión de procesos cada vez más críticos por parte de proveedores solventes, especializados e innovadores.

La tendencia es clara y, como mencionaba anteriormente, son las propias empresas las que lo ponen de manifiesto en los estudios publicados. Hay mucho recorrido para proveedores especializados en la industria de outsourcing. También este sector tiene que adaptarse al nuevo escenario con el objetivo de que la externalización de servicios sea realmente vista por el tejido empresarial como una solución de flexibilidad, de variabilización de costes, de optimización de procesos, de implementación de soluciones innovadoras, pero, sobre todo, como una solución de aporte de valor en la cadena de suministro del cliente cuidando a las personas que ejecutan estos procesos.

La tecnología es importante, al igual que la experiencia, la especialización, la flexibilidad… sin embargo, el verdadero protagonismo lo tienen las personas. Si no cuidamos a las personas que gestionan las operaciones en estas empresas, se producirán fugas de talento y experiencia cuyas consecuencias afectarán negativamente a los resultados de los procesos gestionados por empresas de outsourcing en casa del cliente.

Raúl Cortés Cuba
Director de Ventas de Eurocen, la división de Adecco Outsourcing especializada en la gestión y optimización de procesos de logística interna y operaciones auxiliares a producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *