Productividad

Conociendo a la empresa

En mis años de experiencia he tenido la suerte de trabajar en varios departamentos de empresas muy distintas en cuanto a sector, tamaño, etc.

Mi mayor aprendizaje ha sido poder valorar, desde un punto de vista transversal, todas las operaciones de la empresa, conocer los productos y a las personas. Creo que es fundamental hablar el mismo idioma para entender y captar al máximo posible las necesidades que te quieren transmitir o simplemente las que surgen delante de nosotros. Ocupando puestos de responsabilidad en empresas pequeñas y medianas, tienes la oportunidad de “tocar”.

Estamos acostumbrados a que nos expliquen distintas teorías, modelos o técnicas que aplican en grandes multinacionales con gran éxito. Cuando participamos en un curso, congreso o seminario, salimos cargados de emoción por poner en práctica todo lo que acabamos de aprender. ¿Debemos aplicar ciegamente todos estos conocimientos directamente en nuestra, empresa o día a día? Mi opinión es que no. Y no por ello desaconsejo la formación, todo lo contrario. Debemos ser críticos para extraer las ideas clave y aplicar aquellas que sean interesantes en ese momento. Y aprender también de las que no son interesantes, analizar las causas y archivarlas en nuestra experiencia por si en algún momento futuro son de aplicación.

Los proveedores son otro pilar fundamental de las compras de una empresa. Una vez más, en función de la empresa y del sector, puede haber empresas con cinco proveedores y otras tener mil. Lo que se suele cumplir es la regla de Pareto, donde la mayor parte de las compras se concentran en unos pocos proveedores. La relación con estos proveedores es fundamental. Siempre se habla del concepto “partner”. Es la relación ideal que debe existir con un proveedor estratégico. Nunca se puede compartir el 100% de la información con un proveedor o cliente, pero cuánta más transparencia haya, más se puede colaborar para que la relación sea fructífera para ambas partes. El proveedor tiene que poder tener su beneficio, y el cliente tiene que poder tener las mejores condiciones de precio, servicio y calidad para poder competir.

Lo más importante es siempre definir unas políticas y tácticas que sean coherentes con la estrategia decidida por la empresa. Elegir la visión que tenemos a medio y largo plazo de la empresa, el camino que vamos a seguir para conseguirlo y, a partir de ahí, mantener el rumbo. Podemos corregir la dirección, pero no cambiar el sentido. Un cambio de dirección representa un cambio estratégico profundo, y debe evitarse en la medida de lo posible, salvo que cambie el plan estratégico de la empresa.

 

Resumiendo…

Conoce tu empresa y a las personas que la forman, los productos y/o servicios que se venden y los procesos para fabricarlos. Y, por último, pero no por ello menos importante, a los clientes: cómo son, qué necesitan, etc.

Asiste a las formaciones de forma crítica, saca conclusiones de la experiencia de otros y aplica aquellas ideas que consideres oportunas en cada momento.

Colabora con los proveedores importantes, comparte la información de forma clara siempre que sea necesario.

Sé coherente con la estrategia de la empresa y adapta los procesos y las decisiones a ella, nunca al revés.

Ten la mente abierta y permanece receptivo a todas las oportunidades que puedan surgir. No descartes ninguna idea o posibilidad de antemano. Dedica al menos cinco minutos de tu tiempo para decidir si es descartable. Merece la pena perder cinco minutos mil veces antes que descartar una idea u oportunidad válida.

Estos son los principales consejos que puedo dar en base a mi experiencia profesional. Me reafirmo: tras leerlo detenidamente, analiza si alguna de las ideas que he querido transmitir pueden beneficiarte. Espero que así sea.

Jorge Beltrán Hurtado
15 años de experiencia en operaciones industriales y distribución. Más de 12 años como director de compras englobando función de supply chain

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *