Opiniones

Lenguaje Lean ¿A quién te diriges?

Reunion

La logística sucede básicamente en las empresas. Es también aplicable a la vida fuera de ellas, pero cuando utilizamos este término nos referimos a una serie de actividades que tienen lugar en un entorno laboral. Un entorno laboral está conformado en su pilar básico por personas. Y las personas se comunican (al menos de momento) mediante un lenguaje común y conocido –oral, escrito, gestual- que facilita la transmisión de la información.

El campo de la logística es muy amplio; tanto como lo sea el negocio de la empresa ya que es parte fundamental del mismo. No hay negocio sin logística. No hay operativa sin logística. No hay servicio sin logística. Tampoco existe todo lo anterior sin personas; ni siquiera probablemente en un futuro entorno de trabajo “x.0” o “y.2”.

El lenguaje en Logística

En esencia la gestión logística es sencilla: un flujo de materiales y un flujo de información –o bien únicamente un flujo de información- han de recorrer un camino definido y paralelo con una finalidad concreta. El asunto del flujo de materiales es una cuestión física; la cosa se complica (la complicamos) en lo relativo al flujo de información.

Esta información necesita del lenguaje común que mencionábamos al principio. Y recalco que ha de ser conocido. Es aquí donde a veces se cometen errores “de bulto” fácilmente subsanables y que desde mi punto de vista son reflejo del tipo de gestión que se realiza. Os doy algún ejemplo.

En una ocasión, durante una visita de auditoría a una empresa de distribución, tuve la oportunidad (siempre agradable) de charlar con las personas que se encargaban de la operativa en el almacén. Una de ellas comentó que junto a otras 10 personas se encargaba de hacer el “picnic” de la sección. La expresión se repitió en la conversación un par de veces más, lo que garantizó que no se trataba de un lapsus sino de un error de concepto, no achacable a la persona; achacable a no hacer conocido el lenguaje común. Es evidente que por respeto a esas personas, la empresa debía dedicar un tiempo a explicarles conceptos más que habituales en su día a día.

Lenguaje LEAN

Como todos sabemos, en las plantas de producción es muy común que existan paneles informativos con indicadores de la evolución de la fabricación, el número de defectos, la seguridad, las auditorías previstas o las reuniones de equipos. En formato tablón, pizarra electrónica o pantalla, generalmente de gran tamaño; con la finalidad de que se vean y que se entiendan.

En otra ocasión, en una fábrica de componentes de automoción, en el más grande y en formato vinilo muy cuidado se indicaba: “LEAN: 5S, 0 DEFECTOS, 0 DESPILFARRO, 0 ERRORES”…entre otros conceptos. La finalidad de mi presencia allí era analizar el procedimiento de trabajo en las líneas de producción y valorar posibles mejoras. Me reuní con el personal de planta en su propia zona de trabajo para comentar su visión del proceso y el tipo de formación e información que recibían.

En un momento dado una de las personas comentó, con cara de duda: “yo lo que no entiendo muy bien es por qué nos tratan de usted, cuando nos conocemos todos y somos siempre los mismos”. Y miró hacia el panel grande. Me imagino que nunca se había atrevido a preguntarlo. Me imagino también que llevaba poco tiempo en la empresa, ya que es norma aplicada en el sector el formar en estos conceptos a los trabajadores. En cualquier caso, a esta persona el mensaje que veía, lejos de transmitir información sobre cómo trabajar, le generaba distancia con la empresa.

Vuelve a ser evidente lo ya indicado antes. Hay trabajo por hacer en estos aspectos; y se trata de algo realmente sencillo.

Carmen Graña
Me considero una persona con inquietudes y me gusta aprender continuamente de lo que me rodea. Soy Ingeniera Industrial en la rama de organización industrial y me atraen tanto el análisis y los desarrollos técnicos, como el prestar atención a la parte más “humana” y de relación interpersonal en la empresa. En breve seré también Psicóloga. Mi experiencia profesional ha estado fundamentalmente ligada al ámbito industrial, en Consultoría SAP y en áreas de Gestión de Procesos, Producción y Calidad, si bien he desarrollado también mi trabajo en el área de Desarrollo Corporativo y Estrategia de una entidad financiera. Ambos ámbitos, el industrial y el de servicios, conforman dos parcelas complementarias que me enriquecen. En la actualidad y como Adjunta a la Dirección General, soy Responsable de las Áreas de Calidad, Organización y Operaciones de un Grupo de Distribución del sector Automoción con sede en Vigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *