Operador Logístico & Transporte

La necesidad del transporte intermodal

Una empresa que quiera suministrar sus mercancías con un menor costo, con mayor sostenibilidad y seguridad debe analizar su transporte de mercancías y analizar las posibles infraestructuras y medios alternativos a la carretera y en muchos casos, compartiendo ésta con otros medios más sostenibles. En definitiva buscar soluciones para sus clientes a través del transporte intermodal.

El transporte clásico por carretera en ciertos momentos sufre escasez de conductores. Ante los aumentos de demanda en ciertos flujos tiene lugar una reducción de la capacidad de camiones. También se enfrenta a los precios de combustible siendo el medio en el que el costo de combustible tiene más tramo en el valor total del flete. Además otro conflicto del suministro por carretera, es la poca flexibilidad ante la entrega (no podemos tener un camión parado ni incurrir en tiempos de espera en la descarga).

Es cierto que es el medio más rápido pero los clientes cada vez piden el poder tener días libres para recibir sus mercancías ya que los stocks tienden a ser cero.

La alternativa intermodal

Los clientes quieren entregas con menor lead time y más flexibles por lo que el mercado del transporte solo puede responder con imaginación y usando las posibilidades de todos los medios de transporte disponibles.

Pongamos un ejemplo. Un cliente holandés puede pedir una mercancía a un proveedor italiano. Dicho cliente valorará mucho más su servicio, de ser suministrado mediante ferrocarril y si en una estación cercana a su planta en Holanda tendremos equipo (contenedores o cajas móviles) lleno disponible y el cual haremos rotar este para que siempre se disponga de un stock de seguridad totalmente gratuito, ecológico y al menos, al mismo o mejor precio.

El transporte intermodal garantiza siempre menos consumo de CO2, menos emisión de gases contaminantes y menos costo. Pero para ello es imprescindible una mejor planificación de la producción enfocada a unos plazos de suministro a veces mayores, pero que revierte en unos tremendos beneficios.

El replanteamiento de las estrategias logísticas de las grandes compañías pasan por la búsqueda de ahorro de costes, con beneficios ambientales y mejores resultados de flexibilidad y seguridad vial: Y ESTO ¡¡VENDE!!

Las ventajas del transporte intermodal

El transporte intermodal combina y saca lo mejor de cada sistema que emplea.

Transporte por carretera

  • El más flexible en fechas y el más rápido.
  • Lógicamente la mejor adaptabilidad geográfica. Y es fundamental para la última milla de la carga en intermodalidad.
  • La legislación permite más carga por unidad, hasta 44 tm, si se cumplen dos requisitos: (I) Carga a menos de 100 km del nudo de cambio de transporte y (II) arrastre por un vehículo de tres ejes. De esta forma,  la competitividad es mucho mejor.

Transporte ferroviario

  • Carga muy económica cuanta más distancia entre nudos ferroviarios exista.
  • Posibilidad de transportar gran capacidad y volumen.
  • Velocidad en el transporte de grandes cantidades de mercancías en largas distancias.
  • Horarios cerrados reduciendo los problemas de entrega a tiempo.
  • Es el medio de transporte más ecológico. Con menos energía transportamos mucha más mercancía.
  • Se aprovechan los apartaderos y días libres de las terminales para tener una entrega en destino más flexible.

Transporte marítimo

  • Ofrece los precios más bajos por kilómetro para unidad de carga.
  • El chartering permite suministrar grandes volúmenes puerto a puerto de la forma más barata.
  • Permite transportar grandes volúmenes de carga.
  • Existen multitud de servicios de barcos para contenedores entre toda la costa europea.
  • En el caso de SSS los conductores toman su descanso en el barco lo que permite ganar tiempo y costo.
  • Reducción de las congestiones en la carretera.
  • Lógicamente mejora de la seguridad vial al trasladar miles de camiones vía marítima y reducir el tráfico por carretera.
  • Reducción del consumo de energía , minimiza de las emisiones de CO2 y niveles de ruido.

En un futuro muy próximo… nos acostumbraremos a hacer una oferta de precio de transporte en el que se incluya el consumo de CO2 de la ruta, informaremos a nuestros clientes de ello y se incrementará este transporte más sostenible sin duda. Y lo más importante los clientes apreciarán que les entreguemos con certificaciones de transporte verde, nos pedirán la huella de carbono las mercancías que les entreguemos.
Es un “tren” que no podemos perder. Porque el transporte intermodal es un servicio que vende también nuestro producto


Autor: Sergio Muñoz
Group Customer Service Manager and Transport Leader en TOLSA

Foto Sergio Muñoz


 

MeetLogistics
Somos un grupo de profesionales de la Logística y del Marketing Digital que cree en la divulgación libre del conocimiento como fórmula de crecimiento personal y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *