Lean

Implantación de Lean en la empresa

Claves de la implantación de lean en la empresa

No hace mucho tiempo, estuve visitando Royo Group, empresa líder en el sector de la fabricación de mueble de baño. Nos acompañó su Director de Logística, Javier Padrós,  y nos describió la experiencia y resultados de la implantación Lean en toda su cadena de suministro. Tengo que decir que el esfuerzo fue más que importante. Tras 5 años de planificación e implantación los resultados que tuve la oportunidad de comprobar fueron y son espectaculares. Desde luego el proyecto era y sigue siendo enorme, pero sin duda merece la pena. Porque el Lean es mejora continua

La importancia que dio Javier Padrós a la implicación y al factor humano en la implantación de Lean, me dio pie a redactar este post. Gracias Javier.

Pero no todos los proyectos de implantación de lean en la empresa son de este calado. La mayoría constituyen pequeños proyectos o mejoras que van abriendo camino hacia la implantación de lean en general.

A la hora de implantar lean siempre debemos entender que pocas veces se llevará a cabo en las condiciones en las que sería deseable o que están alineadas con la filosofía y reglas de implantación.

Estas reglas están enfocadas a realizar un cambio total de política de empresa, es decir, olvidar el sistema actual de funcionamiento y trabajar con el nuevo. Esto exige un esfuerzo enorme y lo que es más difícil, un cambio de sistema de trabajo y filosofía de empresa. Y esto, no todo el mundo está dispuesto ni preparado para hacerlo.

Esta circunstancia provoca que la implantación no sea tan profunda como sería deseable y que la alineación con la filosofía lean no sea completa. Pero con esto tenemos que trabajar. Así que asumimos que, como nos enseña la filosofía lean, la mejora continua se da también en pequeños pasos y esto no debe apartarnos de la implantación de lean en la empresa.

“Desde la base hasta las altas esferas, todo es implicación y tenacidad en el método…

y vaya como funciona !!”

Cómo enfocar la implantación de lean en la empresa

Par determinar una estrategia de implantación de Lean en la empresa, debemos considerar estos factores básicos, ellos nos ayudarán a construir una base sólida sobre la que asentar nuestro proyecto lean.

  1. La filosofía.
  2. Las personas.
  3. El método.

Implantación LEAN

Como puedes ver en la imagen, he creado un modelo de pirámide sencillo poniendo en su base el concepto de filosofía como apoyo a toda la construcción. En el siguiente nivel, las personas implicadas bajo el proyecto y por último, los métodos o herramientas para construirlo y mantenerlo.

Filosofía lean

No es lo mismo la filosofía de un proyecto que sus principios o aplicaciones. En lean, cuando hablamos de filosofía nos referimos a la manera particular de entender lo que significa ser o hacer lean: (I) a la motivación diaria por mejorar, (II) a la creencia en que las herramientas son las mejores que se pueden utilizar, (III) a la convicción de que el camino que seguimos nos llevará al desarrollo si lo seguimos de manera adecuada, (IV) a resolver los problemas y mantener los estándares independientemente de lo que ocurra fuera, (V) a creer en lo que hacemos y que esto nos llevará al éxito personal y empresarial, (VI) a ser capaces de tomar partido y trabajar en equipo, tener iniciativa y empuje para cambiar las cosas.

En el entorno de la empresa es básico que los trabajadores entiendan y hagan suya esta filosofía de mejora continua. Sin ellos el cambio sencillamente no es posible. Podemos imponer unas normas o procedimientos pero esta no es la manera lean de hacer lean. El trabajador debe confiar en el método y para ello tiene que ser el protagonista. Debe ser su herramienta diaria de trabajo, en la que confía y se apoya.

“Los cambios que se realizarán no deben ser entendidos por los trabajadores como una estrategia en su contra, que les restara ganancias o que estará encaminada a reducir el personal o a que se sientan amenazados. En este sentido hay que hacer una labor de comunicación y motivación especial.”

Las personas en Lean

Son el corazón del Lean. Como he comentado antes, es básico que los trabajadores asuman como propia la metodología. El lean tiene que ser su herramienta de trabajo, con la que pueden:

  • Implicarse y tomar decisiones sobre su trabajo.
  • Trabajar en equipo hablando un mismo idioma de gestión independientemente de cuál sea el departamento.
  • Tener un lugar específico donde acudir en busca de soluciones estandarizadas, procesos y sistemas para hacer las cosas.

Así mismo, las decisiones que se tomen en dirección para cambiar o diseñar procesos, deben contar con la complicidad de los trabajadores. Esto es así de sencillo y de rotundo: ¿Quién está todos los días a pie de maquina trabajando en contacto directo con los procesos? ¿Quién conoce mejor que nadie (ingenieros, directivos, proyect mng, dirección) el funcionamiento y los problemas derivados del trabajo diario? ¿Quién tiene que poner en práctica las ideas que vienen de arriba? ¿Quién hace el trabajo en las trincheras? La respuesta es fácil: El trabajador.

No creo que sea una buena idea excluirlo de nuestros planes, seguro que si le consultamos será todo más fácil y si además lo formamos en la filosofía y metodología lean, su desarrollo, el de la empresa y el de los proyectos será más rápido, eficaz y tendremos menos problemas que solucionar.

El método Lean

El sistema o metodología Lean tiene sus propias herramientas. Seguro que has oído hablar de términos como: Six Sigma, TPS (sistema de producción Toyota), A3, Lean manufacturing, etc. Ciertamente, el método Lean posee una variedad de herramientas de gestión y mejora que son aplicables a los diferentes procesos o sistemas de gestión en la empresa.

Hay herramientas muy concretas, como por ejemplo: TPM (mantenimiento total), SMED (preparación y cambio de herramientas). Son de aplicación en producción, talleres, etc.

Otras herramientas, como por ejemplo: A3 (resolución de problemas), Kamban (gestión visual de inventarios), kaizen (visita física al proceso), etc. son de aplicación a cualquier ámbito de la empresa independientemente del sector al que pertenezca.

Esta es precisamente una de las mayores virtudes del método, que es aplicable a todas las empresas. Se puede hacer lean en un restaurante, una farmacia, una empresa de fabricación de tapones o en una multinacional de automoción. Esto debe servir de motivación para encender la curiosidad por saber más acerca del lean e imaginar cómo puede ayudar a tu empresa y a tu día a día.

Si comprendes e interiorizas la filosofía, implicas a las personas y haces que hagan suya la filosofía , el método y las herramientas y aplicas con constancia y esfuerzo estas últimas, tienes una gran parte del camino construido.

“El método lean se construye día a día. es un proceso de mejora continua que nunca deja de alimentarse con nuevos retos, problemas, procesos, mejoras, diseña, ideas.”

 

¿Por qué hacer lean?

Puede haber un buen número de respuestas: mejorar tiempos, más productividad, menos errores, ahorro, bajar costes, proyectos, etc.

Pero eso no es el fin último de la implantación de lean en la empresa y en las personas,. Todo eso está bien y nos hará más fuertes, competitivos o lo que quiera que sea. Pero qué pasa si nuestros clientes no se benefician de las mejoras.

“La metodología lean tiene como objetivo el enfoque al cliente.”

Las mejoras tiene un objetivo: clientes satisfechos poniendo su confianza en lo que hacemos para que nos elijan y sean los impulsores de los cambios que implementaremos con la metodología lean.

RECUERDA

Lean

Espero que este post haya contribuido a encender tu curiosidad sobre estos métodos y sirva para mejorar – si decides implantarlos – los procesos y la marcha diaria de la empresa. Si todavía no lo has hecho, fórmate en Lean. No lo dudes.

 

Jose Carlos Gisbert
Consultor y formador en el área de almacenaje, transporte, Lean logistic e ecommerce.Profesor y CEO en ESI Almacenalia. Formador en gestión de almacenes, transporte y distribución. Diseño de formación, cursos y carreras profesionales. Máster en Logística integral por IVL.Formador de formadores ESSCAN. Lean SCM Management.PRL por Bureau Veritas. Máster en diseño web y Marketing online. Blogger de logística, colaborador en publicaciones como: El Vijía o Loginews. Profesional con una trayectoria de más de 20 años de experiencia en el sector del almacenaje y transporte. Especialista en transporte y logística del comercio electrónico. Desarrollador de sistemas Lean de mejora continua aplicados al área de la logística, almacenaje y distribución

2 comentarios

  1. Muy buen artículo, muchas gracias.

    Adicionalmente quisiera hacerle una consulta, que tan factible es aplicar el método Heijunka (parte del Lean TPS) en la logistica inversa….si bien es cierto la mayoría lo aplica en la parte de produción, heijunka básicamente es alisar, estandarizar algún proceso,….es factible ello?
    Gracias de antemano por su comentario

    1. Buenas tardes Koji Koita
      Perdona por la tardanza en contestar.
      En primer lugar gracias por tu comentario.
      En cuanto al tema de la aplicación del método Heijunka a la logística inversa, esta ya de por si es altamente variable, lo que dificulta realizar una estimación razonable y esto dificulta mucho la aplicación de herramientas de alisado, en este caso yo sería mas partidario de una mejora sobre procesos de recepción y clasificación, apuntando al Gemba y eventos Kaizen para optimizar los procesos, sobre el mapeado de los mismos y un extremo control de datos para poder hacer aflorar posibles segmentos dignos de ser alisados.
      Espero que te sea de utilidad mi comentario.
      Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *