Información & Tecnología

Software para procesos SOP y MRP

En la estructura de una organización empresarial con un modelo logístico de producción o distribución, la comunicación entre departamentos para facilitar y garantizar el alineamiento de objetivos y estrategias son tareas imprescindibles para ser capaces de entender y prever la demanda de los mercados.

La empresa en su labor de producir bienes y servicios de la forma más eficaz y eficiente posible, debe recoger y utilizar todo esa información elaborada. Debe ser capaz también de adaptar la demanda a su producción coordinando todos los procesos necesarios para llevarlo a cabo.

En este sentido, herramientas informáticas que soporten la formulación de un plan de negocios deben organizarse de manera dinámica. En este artículo me referiré en concreto a diferentes criterios a tener en cuenta para la creación de un plan de demanda y su vinculación con un plan de fabricación de forma que, una herramienta de software integrada e implementada en nuestra empresa pueda automatizar los procesos necesarios para conseguir tal propósito. En definitiva, se trataría de mantener de forma coordinada una gestión S&OP (Planificación de ventas y operaciones) con una gestión MRP (Planificación de requerimientos de material).

 

S&OP

Sales & Operation Planning (S&OP) y Material Requirements Planning (MRP)

S&OP tiene que ver con un plan de negocios que involucra al departamento de ventas, desarrollo de producto, operaciones y marketing. Es la fuente del plan de producción. MRP es el modelo que gestiona la relación de materiales necesarios para cumplir con los objetivos de la demanda de producción y su puesta en desarrollo hasta conseguir el producto terminado en plazo.

Los departamentos de ventas y de compras deben mantener sus planificaciones de demanda y abastecimiento con la mayor y mejor de las capacidades de gestión posibles y además siempre bajo la atenta supervisión de Costes y Finanzas. Cualquier plan de ventas y operaciones que se establezca debe ser dinámico y con la capacidad de ser simulado cuantas veces se requiera.

El sistema informático que coordine estas relaciones debe aportar la mayor interactividad y condicionantes posibles a un sistema completo y complejo de variantes combinadas. Los criterios de actuación de las herramientas informáticas deben aportar todo el valor añadido posible a los usuarios y departamentos con la fiabilidad de su uso teniendo en consideración siempre todas las interacciones de dependencia que se generan. Facilitando el manejo a los usuarios en los procesos operativos y en el análisis de los resultados.

El software que estructure la planificación de la demanda, la producción y otros objetivos de la Cadena de Suministro debe basarse en la información de datos actuales, futuros o de datos históricos estadísticos.

Requerimientos básicos y estrategias

Como requerimientos básicos para conseguir una tabla de necesidades en la planificación de ventas y operaciones se necesitaría

  • Establecer un orden de producto o grupo de productos asociados a un determinado centro productivo.
  • Analizar los distintos artículos envueltos en dicha planificación con sus niveles de stocks necesarios fijando períodos de actuación
  • Planificar las necesidades de abastecimiento y las diferentes formas de aprovisionamiento.

En este sentido la relación con los proveedores debe ser un componente muy importante en la elaboración de las estrategias de aprovisionamientos que se puedan elaborar y en sus condiciones asociadas. Habrá que tener en cuenta los criterios de la elaboración de precios, tamaños de lotes, plazos de entregas, traslados de stocks y también posibles subcontrataciones y consignaciones de materiales.

Nuestro software debe aunar todas las necesidades de planificación por centro, material o grupo de materiales con el abastecimiento a través de determinados proveedores que cumplan nuestras necesidades y optimicen nuestros costes. Debemos ser capaces también de realizar planificaciones en modo simulado y real para visualizar escenarios posibles y lanzar las órdenes de fabricación con la relación de los materiales necesarios a la cadena de producción.

El Círculo de Gestión

Nuestro objetivo será producir un círculo de gestión de la información que se retroalimente y que a través de la información predictiva de ventas e historial de consumos consigamos todo un historial de datos que se utilicen para generar la planificación de la demanda y podamos transferirlo a producción para conseguir las listas de materiales necesarias que nos permita fabricar nuestros productos.

La planificación de las necesidades de material para obtener esos productos terminados para la venta suele realizarse a través de procesos de gestión automáticos con herramientas de software denominadas MRP. El objetivo es conseguir que un pedido de un cliente se convierta en una orden de fabricación a través de este sistema de demanda y gestión de requerimientos y producción en tiempo, costes y resultados óptimos.

Las necesidades de planificación deben ayudar a la gestión del stock y su resultado debe realizar propuestas de aprovisionamiento interno o externo para compras y producción. En el caso de producción propia, las propuestas internas servirían para realizar las órdenes de fabricación directamente. La realización de un procedimiento MRP debe analizar y evaluar discrepancias de stock y proponer soluciones para cubrir dichas necesidades.

Y además, debe basarse tanto en las necesidades actuales como en las futuras. Nuestro software deberá contar también con métodos de planificación de necesidades diferentes que se adapten a una amplia variedad de criterios de cálculo. Debe fijar la necesidad de una secuencia de ejecución que describa la producción del material o grupo de materiales para conseguir los ensamblajes necesarios.

En todos estos procesos clave y en cada uno de los pasos necesarios de nuestro objetivo siempre estará presente la Contabilidad Financiera y la Contabilidad de Gestión asociada a los distintos centros de coste .

La necesidad de tener una visión común en un escenario complejo debe condicionar las estrategias parciales de los departamentos a una única estrategia común. Y el software que automatice todos estos procesos deberá mostrarse lo suficientemente ágil y parametrizable como para dar cabida a nuestras exigencias y las de nuestros clientes y proveedores

Esteban Sanchez
Ingeniero en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid. Graduado en Economía y Administración y Dirección de Empresas por la UNED. Desarrollo empresarial propio como empresa de servicios de software y durante más de 25 años trabajando en empresas multinacionales de logística y distribución en las áreas de informática, desarrollos de procesos logísticos y de transporte. Durante los diez últimos años en DHL. Colaborador y partícipe en la puesta en marcha inicial de la web Meetlogistics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *