E-commerce

e-Logística. La revolución en la Cadena de Suministro

La e-Logística (electrónica y logística) ha llegado como un huracán a nuestro vocabulario profesional y, sinceramente, creo que está por definir realmente qué significa esta “palabra”, qué alcance tiene y qué área de la logística va a ser parte de ella. Difícil predicción.

El aumento exponencial a escala global de las compras a través de internet, obliga a las empresas vendedoras y logísticas a adaptar sus cadenas de suministro a un tipo de operaciones distintas a las que se venían efectuando.

Haciendo algo de historia, durante muchos años el foco de atención residía en la subcontratación de las operaciones logísticas a empresas especializadas (el operador logístico). Revolucionó la forma de entender la logística más tradicional. Ahora le toca el turno a internet. No va a haber operación logística que de alguna u otra forma no tenga relación con este espacio global de intercambio.

Internet ha conseguido revolucionar la logística de principio a fin. Vamos a ver qué significado y alcance tiene actualmente la e-Logística en la logística tal como la entendemos en estos momentos.

e-Logística

 

Alcance

Volviendo al término en cuestión, podemos interpretar de varias formas este vocablo con respecto a su función en las operaciones logísticas, pero indudablemente su origen está en el e-commerce. El e-commerce es cualquier forma de realizar compras y ventas a través de internet principalmente, pero sin estar necesariamente unido al ERP (Enterprise Resource Planning) principal a través de intercambio de datos. Por ejemplo, podemos comprar a través de internet en una tienda, y lo que recibe esta tienda es un formulario tipo texto de lo que el consumidor desea, sin que exista integración de datos en un supuesto ERP de la tienda. La e-Logística no se concibe si no hay integración de los datos recibidos en el formulario de compra.

El intercambio de datos en las operaciones logísticas ha sido tradicionalmente campo del EDI (Electronic Data Interchange), muy utilizado por operadores logísticos y empresas más o menos grandes. Internet permite que operaciones B2C se encuentren en un nivel de intercambio de datos muy parecido a lo que antes era solo cosa de empresas. De alguna forma, ha llevado el EDI a nuestras casas….

Ya tenemos un primer alcance o significado de este vocablo. Integrar el comercio electrónico de internet dentro del intercambio de datos entre usuarios y empresas. En operaciones logísticas a partir de un determinado volumen, sabemos que es imprescindible el intercambio de datos entre empresas para ser altamente competitivos.

No podríamos imaginarnos a empresas tipo Amazon, Decathlon, Carrefour, etc… que recibiendo miles de pedidos de compra diariamente a través de internet, tuvieran que introducir “a mano” en sus ERP las solicitudes que reciben.

La logística e internet

Supongamos consumidores que realizan compras a través de internet en un determinado portal a través de solicitudes. Estas se van integrando en el sistema web de la empresa de forma automática. Los datos del servidor web se transfieren al ERP. Además previamente la propia página habrá confirmado a los solicitantes, por ejemplo, si hay stock disponible o no, ya que ésta contiene los datos de stock que el ERP está transmitiendo cada momento al entorno web.

Imaginemos que esta empresa utiliza un OL para realizar sus operaciones de almacenaje, manipulación y distribución. Entre el OL y la empresa existe intercambio de información electrónica para pedidos, stocks, entradas de proveedores, etc. Con esta información, el OL prepara los pedidos solicitados por los clientes de la empresa y los entrega al transporte que va a realizar la entrega. El transporte se puede convertir en una cadena de sucesivos transportes (avión, camión) hasta que sea entregada a su destinatario

Llegados a este punto, ya tenemos consumidores que realizan compras a través de un portal de internet, y toda la información registrada se va transmitiendo a cada uno de los implicados – Empresa, OL, Transporte – según la cadencia de información establecida.

Para completar la unión de la logística e internet, faltaría que cada uno de los pasos que se vayan produciendo en la cadena logística, el consumidor sea capaz de seguirlos a través de un seguimiento (Tracking & Tracing) en internet. Este T&T estará disponible en el portal desde dónde efectuó su compra y para ello será necesario una combinación de datos entre Empresa Vendedora-OL-Transporte para ponerlos a disposición del usuario.

Además, habrá máxima interactividad entre el usuario y la logística a través de mensajes (email, mensajes de texto, etc.) sobre confirmación de horarios de entrega, entregas personalizadas a sus dispositivos electrónicos.

Finalmente, toda la información acerca de los consumidores recogida desde el entorno web, también llegará a la logística a través del análisis de los datos (preferencias de horario, tipo de entrega, accesibilidad al punto de entrega, etc) de forma que sea utilizada para una optimización de los procesos logísticos. Este análisis de datos continuo (Business intelligence) permitirá a la organizaciones un mejor aprovechamiento de los recursos, una mayor anticipación y un mayor conocimiento del consumidor. En definitiva, conseguir una mayor satisfacción del consumidor a través de la logística.

Haciendo una compilación de lo anteriormente expuesto, el término e-Logística sería el conjunto de operaciones logísticas e información, diseñadas y adaptadas para satisfacer de forma óptima las necesidades operativas impuestas por el modelo de compras a través de internet y cuyo objetivo final es la satisfacción del consumidor con la entrega de su producto en tiempo y forma. Se resumiría en:

  1. Dirigida a cubrir las necesidades logísticas de empresas y operadores logísticos en el B2C. Inmediatez, información y fiabilidad en la entrega.
  2. Integración de la información a partir de la compra por parte del consumidor en toda la cadena de suministro.
  3. Capacidad de generar información logística (datos) desde el momento que se realizan compras a través de internet.
  4. Máxima interacción entre el consumidor y la logística a través de información clave para el consumidor.
  5. Análisis de los datos del consumidor que afectan a la logística para mejorar los procesos logísticos y por tanto, incrementar la satisfacción por la compra realizada.

La configuración de una e-Logística óptima es un reto para todas las empresas que emprendan el camino del B2C. La enorme capilaridad en la entrega domiciliaria será uno de los aspectos más importantes a resolver en los próximos años.

 

 

 

 

Víctor Felipe
Mi experiencia profesional de veinte años dentro del sector de la Logística me ha permitido adquirir un profundo conocimiento técnico del sector, en particular, en las áreas de cadena de suministro: Planificación de la Demanda, Aprovisionamientos, Transporte nacional e internacional, Gestión de Inventarios, Dirección de Proyectos Logísticos y de productividad, Subcontratación de Operaciones Logísticas mediante modelos 3PL. Certified Supply Chain Professional (APICS), Diplomado en Sistemas, Máster Dirección Logística y Producción, Dirección de Comercio Internacional, Six Sigma Project Lead y muchos proyectos logísticos detrás de mí. Logistics & Customer Service Manager en Praxair España, Imparto cursos y seminarios sobre Demand Planning & Inventory Compartir mi experiencia profesional y enriquecerme con la de otros es un gran objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *