E-commerce

5 consejos para importar productos para tu ecommerce

tienda online

Una de las principales características de los emprendedores es la de poder detectar oportunidades de negocio donde nadie más lo hace. Esa habilidad innata en algunas personas consiste en el motor principal que los lleva a conseguir el éxito en el ámbito empresarial.

Muchas personas detectan una necesidad en el mercado y la suplen con una idea propia, mientras que otras son más prácticas y buscan de resolverlas mediante la importación de productos que satisfagan esas demandas.

Los negocios de importación tienen un historial de éxito bastante elevado, y lo bueno de ellos es que no están limitados solo para grandes empresas, sino que las pymes también se pueden beneficiar de esta práctica.

En su mayoría, los emprendedores optan por este método debido a que resulta, en muchos casos, más económicos de comercializar, ya que no involucras procesos de producción o explotación de materia prima.

Si estás interesado en emprender una tienda online, pero no sabes todavía que productos comercializar, en este artículo te brindamos varios consejos que te ayudarán a importar productos de otros países para tu e-commerce. Si bien es cierto que China es lo opción más factible para adquirir la mercancía, la verdad es que Asia en general tiene otros mercados igual de potentes que pueden funcionarte mejor, no los descartes sin antes analizarlos. Ahora descubre más consejos y ten éxito con tu e-commerce.

  1. Cuenta con un equipo preparado: Antes de que comiences tu negocio de importaciones debes asegurarte de saber si cuentas con el equipo ideal que te ayude a alcanzar tus metas con éxito. Si bien es cierto que todo eso también lo puedes hacer solo, la verdad es que son muchas las tareas que debes hacer, lo cual puede ser agobiante. La principal característica que debe tener tu equipo es que sean bilingües, bien sea en el idioma del país de donde vayas a importar, o por lo menos en inglés que es la lengua universal. Además una actitud proactiva en ellos también será necesaria, así que ármate de personas que den lo mejor para negociar y concretar los tratos.
  1. Busca proveedores: Un e-commerce que se encargue de vender artículos importados no alcanzará el éxito al menos que cuente con unos proveedores capacitados y de confianza. Antes de dar con ellos resulta imperante que conozcas cuales son las necesidades del mercado, para así determinar si de verdad el producto que importarás tendrá éxito comercial en las plazas donde se comercializarán. Luego de eso filtra en páginas como Alibaba o Aliexpres, dos de las plataformas más potentes para encontrar buenos proveedores en toda Asia, sobre todo en China. Una vez des con ellos, te recomendamos que mantengas un canal de comunicación abierto para evitar cualquier malentendido, y así puedan llevar una relación comercial más productiva para ambos.
  1. Calcula los costes de importación: Esta puede que sea la parte más engorrosa al momento de importar productos para comercializar online, pero sin dudas es necesaria. Antes de seleccionar lo que vas a vender debes asegurarte que cada uno de los factores involucrados en el proceso de envío y traslado se encuentre en estado óptimo, y lo más importante, que puedas costearlo. Las tasas de costos varían según la nación, pero los requisitos suelen ser los mismos, así que asegúrate de calcular el arancel aduanero, los costes de importación, gastos del puerto, los impuestos y los costes de transporte y distribución.
  1. Ten al día la documentación necesaria: Este otro factor también requerirá de mucha paciencia de tu parte, sobre todo si los procesos burocráticos en tu país son de terror; pero tranquilo que lo más seguro es que sí los logres solventar. Entre los documentos que necesitas encontrarás: las facturas, recibos o formas de pago que validen tu compra, los documentos aduaneros que certifiquen tu mercancía y muestren su legalidad. Las credenciales de transporte según el medio, ya sea por carretera, barco o avión, los certificados sanitarios y los documentos que avalen que recibiste bien la mercancía.
  1. Protege tu marca: Este es el último consejo, que si bien se aparta un poco de la línea de ideas de los anteriores, resulta muy importante que sea recalcado. Para que tu marca no se vea afectada por las importaciones que hagas, debes cerciorarte de que los procesos de producción y fabricación que usen tus proveedores en los productos comulguen con tu identidad corporativa. Que no exploten a los empleados, o que usen materias primas que están protegidas por legislaciones ambientales, debes fijarte en esos factores.

 

Edith Gómez
Soy editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *