Demand Planning

¿Estás creando una cadena de suministro con efecto látigo? | Slimstock

Efecto látigo previsión de la demanda

Desde una perspectiva operacional, las empresas dependen de las previsiones para una planificación eficiente de su cadena de suministro. Una buena previsión permite a las empresas reducir sus costes operacionales, tomar mejores decisiones de compra y mejorar sus calendarios de producción. El impacto de una mala previsión de la demanda, por su parte, se propagará por toda la organización.

La calidad de tus previsiones jugará un papel esencial para que tu empresa sea capaz de anticiparse y responder a la futura demanda. Este artículo analiza las tácticas que puedes adoptar para mejorar tu enfoque respecto a planificación de la demanda.

Stock de seguridad | Dominar el efecto látigo

El stock de seguridad se emplea para minimizar el acto reflejo que surge cuando las ventas y los plazos de entrega son inconsistentes. Mientras que el stock de seguridad te puede permitir satisfacer cambios en la demanda, gestionado de forma incorrecta puede salirse rápidamente fuera de control. Con el objetivo de mantener el nivel óptimo de stock de seguridad, las empresas se apoyan en conocidos principios de previsión para obtener una mayor visibilidad y poder así anticiparse a la demanda.

Pero algunos métodos de previsiones pueden producir oscilaciones que no son fáciles de manejar, como el conocido Efecto Látigo. Por ello, es importante utilizar el modelo de previsión más apropiado.

Predecir la demanda de tus productos es, sin duda alguna, una labor intensiva. Esta elección puede requerir conocimiento específico y experiencia en la materia. Un planteamiento más organizado podría ser clasificar la demanda por sus características y planificar el inventario utilizando estrategias lógicas que concuerden. Este proceso se llama Clasificación de la Demanda y ha servido para mejorar la eficacia de la planificación en muchas empresas.

Un caso práctico sobre técnicas de planificación

No importa en qué empresa estés o de qué sector se trate, siempre existe la necesidad de trabajar con unas previsiones que te permitan planificar adecuadamente. Una buena práctica es realizar un análisis detallado de cómo la precisión y exactitud de tu estrategia de previsiones afecta a otras partes de tu planificación. Así podrás saber cómo las diferentes estrategias influyen en la simulación de los niveles de stock de seguridad y en los reaprovisionamientos.

Examinando cómo responde tu sistema de planificación a distintas pruebas podrás descubrir algunas deficiencias que pueden estar limitando tu capacidad para cumplir tus objetivos de inventario.

En muchas áreas de negocio, las previsiones conllevan una expectativa común de crecimiento de la facturación. Es fácil entender por qué la precisión es tan relevante en esta cuestión. Sin embargo, en lo relativo a planificación de aprovisionamiento (donde se toman decisiones basadas en los costes), la necesidad de una precisión absoluta puede quedar ligeramente a un lado.

La diferencia fundamental que se da en el área de planificación de aprovisionamiento es que las previsiones son solo uno más de los factores a tener en cuenta para tomar decisiones sobre cuánto fabricar o comprar. Otras variables como el tamaño de lote, el stock de seguridad o los plazos de entrega, ayudan a estabilizar los planes de aprovisionamiento contra los rápidos cambios causados por la fluctuación de la demanda. Sin estos inputs adicionales, el proceso de fabricación podría ser todo un reto a la hora de cumplir con las expectativas del cliente – intentar cuadrar el suministro con la demanda puede provocar una operativa de trabajo menos eficiente si la empresa pierde flexibilidad para responder con rapidez -.

De todos estos factores, el stock de seguridad es el que mejor se puede adecuar según convenga. Para superar el desafío que supone no ser capaces de que el aprovisionamiento concuerde exactamente con la magnitud y el momento de la demanda, las empresas tratan de ajustar esta relación entre aprovisionamiento y demanda con el stock de seguridad, que se utiliza para minimizar el acto reflejo que puede darse cuando las ventas y los plazos de entrega son inconsistentes. Un supuesto básico es que cuanto más precisa sea tu previsión de ventas, menos stock de seguridad necesitarás.

Modelos de previsión de la demanda

Cuando se somete a examen esta hipótesis se pueden obtener resultados muy sorprendentes. En nuestra serie de datos hemos visto que un modelo de previsión que se adapta a la demanda de forma sistemática puede provocar una señal más nerviosa y un stock de seguridad potencialmente más elevado.

Aunque esta simulación está limitada a menos de 10 casos y no es por tanto una observación académica, recomendamos a las empresas que sometan a prueba sus sistemas de planificación. En la simulación hemos utilizado distintos métodos para determinar los niveles de stock de seguridad. Mientras uno de ellos hace este cálculo basándose en la diferencia entre la previsión y las ventas reales, el otro compara las ventas reales con las ventas actuales normalizadas. Ambos se utilizaron en la simulación respecto a una estrategia de previsión dada. Conoce los resultados de esta investigación.

Descárgate el artículo completo en PDF >>

Desde 1993, Slimstock ha sido sinónimo de la mejor previsión de demanda, una optimización de stock más eficiente, un análisis claro del inventario y continua mejora de la rentabilidad. Nuestra base de clientes está formada por más de 750 empresas en todo el mundo (grandes, medianas y pequeñas), que abarcan un amplio rango de sectores. Reduce tu inventario de forma inmediata en un 25% aumentando simultáneamente tu nivel de servicio.

 

 

Propiedad de la imagen: Diseñado por Freepik

Slimstock
Fundada en 1993, Slimstock es la empresa líder en soluciones para la previsión de demanda y optimización de inventarios, con más de 750 clientes. Las herramientas Slimstock permiten que las empresas logren en corto tiempo un inventario óptimo, reduciendo el stock y aumentando el nivel de servicio de manera simultánea. ¡Right stock in the right place at the right time!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *