Cadena de Suministro, Operador Logístico & Transporte

Las empresas, el transporte y el Just In Time en tiempos de pandemia

El Just In Time (JIT) es un sistema integrado de gestión de la cadena de suministro, desarrollado por TOYOTA, como método de reducción y control de costes.

Desde su aparición, la tendencia de las empresas ha sido la de reducir su stock y utilizar economías de escala, para poder reducir costes de forma estratégica. Es decir, se ha ido tendiendo a la estandarización, en detrimento de la personalización de los materiales a la hora de vender.

En el año 2020, solamente en lo referente al transporte, había caído un 10% en el segundo trimestre del año, recuperándose un 0,5% en el siguiente trimestre.

Utilizando el sistema JIT, toda la cadena de suministro ha de estar muy bien coordinada, de tal manera que la mercancía llegue a manos del cliente justo a tiempo. Es el valor añadido que a ojos del cliente proporciona este sistema de gestión. Debido al frenazo económico y de sistemas de producción que ha supuesto el COVID-19, en todas las empresas a nivel mundial, no ha sido posible mantener este valor añadido con la asiduidad con la que se venía manteniendo en periodos anteriores, lo que está generando una cierta disconformidad en los clientes. Ni siquiera el e-commerce ha conseguido aguantar, porque se le ha sumado el hecho de que el confinamiento ha provocado un ascenso en el volumen de pedidos que ha provocado retrasos en las entregas, como ya ocurrió en el Black Friday de 2014. En esta ocasión, el gran volumen de pedidos y la falta de infraestructura y planificación provocaron el colapso en uno de los días que más se compra por internet, y que se ha convertido en los últimos años en un día de referencia en la compra online.

Durante este año, los sectores que más han sufrido el impacto económico de la pandemia han sido:

  • El sector turístico. En este sector, el empleo ha caído un 84% respecto a los mismos meses de 2019.
  • El sector Retail. Ha caído un 81% respecto a 2019.
  • El sector inmobiliario. Ha caído el empleo un 77% respecto a 2019.
  • El sector de la hostelería. Este sector, muy ligado al sector turístico, ha caído un 72%.

Estos datos nos tienen que dar idea de la situación en la que estamos, que está siendo la crisis económica más importante desde que se tienen datos.

Por esta razón es tan importante el JIT en estos tiempos ya que, como decíamos al principio, es una forma de gestión que permite reducir costes, tanto de almacenaje como de producción. En estos tiempos de crisis, la reducción de costes es imprescindible para poder obtener beneficios, aunque en realidad, en cualquier periodo es muy importante. Para el JIT es también muy importante el transporte, debido a que es el elemento transversal de la empresa que nos permite entregar al cliente en lugar, tiempo y forma y así, cumplir con los requisitos pactados por la empresa cuando adquirió el compromiso de vender.

En el siguiente dibujo vemos los procesos que forman parte del JIT, en la cadena de producción, en empresas como Precintia Internacional S.A., a la que tengo el orgullo de pertenecer. T todos los procesos están sincronizados, de tal manera que se pactan unos plazos con el cliente en los que están diferenciados e incluidos los diferentes procesos, de tal manera que llegue el material al cliente en lugar, tiempo y forma, desarrollando sinergias entre los distintos departamentos e intercambiando información para poder cumplir los plazos indicados.

En el caso del transporte y logística, que es la parte que me corresponde a mí, al ser el último proceso, nos tenemos que encargar de añadir valor, ya que es la parte de la empresa que realmente percibe el cliente. Además, nosotros, debido a que nos dedicamos a la seguridad, solemos vender materiales personalizados o semipersonalizados, por lo que esta parte es todavía más importante.

Existen artículos sobre los inconvenientes que tiene el JIT en estos tiempos de pandemia, en los que se comparan los ahorros en costes del JIT con los costes de la pérdida de clientes y rotura de la cadena de producción. Está claro que la reducción de los inventarios y de los costes ha influido en la capacidad de respuesta en la época de pandemia, y que se debe corregir esta influencia negativa. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que la situación generada por la pandemia, con la consecuente crisis, es excepcional y no debemos tomarla como una piedra de toque para medir la eficacia del Just in Time. Como comentábamos al principio, el JIT tiene una serie de beneficios para la cadena de suministro que provoca una serie de sinergias, tanto con los distintos departamentos y procesos que forman la empresa, como con el cliente. Así se consigue rentabilizar, a lo largo del tiempo, los costes generados en tiempos excepcionales.

Debemos estudiar una forma de mejorar estas prestaciones que nos brinda el JIT, pero no debemos vilipendiar este sistema, que nos puede conducir a generar unas sinergias y valores añadidos que para el cliente son muy importantes ya que, antes de nada, las empresas vivimos gracias a la satisfacción que generamos en el cliente.

¿Qué opinión te merecen estas afirmaciones sobre el JIT?

Responsable de Logística en Precintia Internacional S.A

1 comentario

  1. El Just in Time, es una herramienta LEAN, una entre las muchas que existen y que, bien aplicada como en el caso Toyota, tiene un carácter diferencial frente a tus competidores. Pero, sin lugar a dudas, no es adecuada para todas las empresas. Antes de su aplicación habría que analizar pormenorizadamente cada uno de los flujos internos/externos de la misma.
    Sin un layout adecuado o sin un control exhaustivo de los stocks mejor no se plantea, pues la flexibilidad ante imprevistos, chocaría frontalmente ante la exigencia del sistema ante un cambio repentino en la demanda.
    ¿Está la empresa preparada para perder los efectos de las economías de escala frente a las ventajas de abastecerse/producir lo necesario cuando es necesario? Evidentemente exige un análisis de los estados financieros en profundidad.
    ¿Están sus proveedores preparados para afrontar este cambio?
    Aún siendo un amante de las múltiples herramientas LEAN Six Sigma y su implantación progresiva dentro de la estructura de la empresa, no solo a nivel operativo sino también culturalmente, aunque el JIT pueda sonar a una moda, realmente sus beneficios son muy interesantes aunque su implantación sea exigente y nunca pensando en el corto plazo, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *