Inventario & Almacén

Estanterías a utilizar para almacenamiento

El almacenaje es un factor primordial a la hora de mantener una organización en óptimas condiciones. El bienestar de los productos almacenados es lo más importante en esta etapa. Debido a que cualquier estantería no siempre resulta funcional para todo tipo de mercancía, es clave conocer muy bien las características de tales estructuras y la forma más acertada de usarlas.

Adicionalmente, para que los productos no sufran ningún desperfecto y su ordenamiento sea lo más efectivo posible, se debe prestar atención a la capacidad y tipo de mercancía por guardar.

La capacidad es uno de los puntos fundamentales para el comerciante al elegir una estantería, ya que esta debe contar con unas medidas exactas para soportar los artículos en almacén. Las dimensiones dependerán de qué tan grande o pequeño sea el producto y con qué periodicidad se renueve. En cuanto al tipo de material, es básico conocer sus características para optimizar los procesos de almacenaje y transporte.

Tipos de estanterías

1. Estantería pesada – Carga selectiva

Las estanterías pesadas para carga selectiva están diseñadas para el almacenaje de cargas en pallets y el almacenaje de productos de carga manual. Se trata de un sistema de almacenamiento versátil, acorde con las necesidades del cliente en cuanto a espacio y gestión logística de producto. Se divide en tres grupos:

  • Estantería selectiva tipo semipesada: permite almacenar hasta 800 kg/nivel; altura máxima: 8 metros.
  • Estantería selectiva tipo pesada: para almacenar hasta 1.800 kg/nivel; altura máxima: 12 metros.
  • Estantería selectiva tipo supercarga: permite almacenar hasta 3.000 kg/nivel; altura máxima: según los requerimientos del cliente.

Características de la estantería de carga selectiva

  • Diseñadas para el almacenaje de cargas en pallets o carga manual.
  • Brinda acceso directo a los productos de forma unitaria.
  • Graduación universal en altura: cada 50 mm.
  • Optimiza el espacio manejando una distribución sencilla o doble profundidad.

2. Estantería pesada – Carga compacta

Las estanterías compactas se diseñan para almacenes con pocas referencias o productos homogéneos, en las cuales se minimizan los pasillos con el objetivo de aprovechar al máximo el espacio, tanto en superficie como en volumen.

Características de la estantería compacta

  • Almacenamiento de pallets con baja rotación.
  • Se forman pasillos con carriles en los cuales descansan los pallets.
  • El montacargas ingresa a los pasillos de la estantería con la mercancía elevada sobre el carril donde va a ser depositada.
    Se optimiza el espacio al máximo.
  • Modo de uso: tipo drive-in (el montacargas ingresa al pasillo a recoger o dejar el pallet y se regresa en reversa por el mismo camino).
  • Tipo drive-through (el montacargas ingresa al pasillo a recoger, y sale por el mismo camino si no hay otro pallet en el pasillo que se lo impida). Cuenta con elementos de seguridad y accesorios como protector lineal de marco o protector frontal, tope posterior anticaída y tensores superiores de soporte estructural.

3. Estantería pesada – Almacenes autoportantes

Las estanterías pesadas están diseñadas para el soporte de techo y paredes de cerramiento en bodegas industriales. Únicamente requieren un piso firme en concreto.

Características de las Estanterías autoportantes

  • Diseñadas para el ahorro en costos de construcción.
  • De fácil y rápido armado.
  • Igual sistema constructivo que el de la estantería selectiva.
  • Funciona en todo tipo de almacenes.

4. Estantería pesada – Carga dinámica o ‘drive-in’

Las estanterías dinámicas por gravedad están diseñadas para almacenar por gravedad cargas en pallets o cajas unitarias. Este sistema de carga dinámica está compuesto por marcos, unidos por vigas sobre las que se fijan los rodillos por los cuales se desliza la mercancía mediante gravedad o fuerza leve.

Este sistema de almacenamiento es versátil y se adapta al manejo de inventarios FIFO (First In First Out: primero en entrar, primero en salir) o a un sistema de almacenaje LIFO (Last In First Out: último en entrar, primero en salir), aprovechando al máximo el área disponible. Si es necesario un solo frente de carga, el montaje dinámico LIFO (push back) es la solución.

Características de las estanterías dinámicas por gravedad

  • Ideales para productos perecederos que requieren una rotación diaria.
  • Óptimas para abastecer a centros de distribución.
  • En las estanterías dinámicas FIFO, las paletas se deslizan por gravedad (pendiente de 4 %) desde la entrada (punto más alto) hasta la salida (punto más bajo) sobre los caminos de rodillos.
  • Se ahorra espacio y volumen ocupado al necesitar solo un pasillo de carga y otro de descarga. Los sistemas convencionales de estanterías requieren pasillos adicionales que este sistema no necesita.
  • La diferenciación de pasillos de carga y descarga permite diseñar zonas de picking seguras y con alto rendimiento.
  • En las estanterías dinámicas LIFO, la carga y descarga se producen por el frente, con un solo pasillo, lo que facilita el óptimo aprovechamiento de espacios contra paredes. Esta aplicación permite un almacenamiento compacto, con un elevado número de referencias.
  • Ambos sistemas garantizan un flujo rápido y ordenado de mercancías.

5. Estantería pesada – Cantiléver o carga larga

Las estanterías cantiléver están diseñadas para guardar cargas largas y voluminosas (perfilería, tubería, tableros…). Permiten el acceso directo a todas las mercancías almacenadas, generalmente asistidas por montacargas frontales; por tanto, con ellas se consigue una clasificación óptima de los productos almacenados.

Características de las estanterías cantiléver para carga larga

• Estructuras desmontables y regulables. Los niveles de carga son fácilmente graduables cada 120 mm.
• Diseño constructivo mediante acero, y tensores en ángulo estructural que garantizan la estabilidad.
• Este sistema permite diseñar la estantería tanto a una cara (simple) como a dos caras (dobles).

6. Mezanine y entrepisos – Estantería con entrepisos

Las estanterías con entrepisos resuelven los problemas de almacenamiento y procesamiento de material de forma manual. Este diseño es útil para las empresas cuyas actividades se relacionan con la necesidad de una densa disposición del almacén. Su uso más frecuente se da en compañías que se dedican a la gestión documental.

Características de la estantería con entrepisos

  • Se conecta mediante escaleras.
  • Cada planta puede almacenar mercancías, ya sea en el suelo o en los estantes.
  • Así mismo, sirve para organizar el lugar de trabajo del personal, sin olvidar las características de seguridad y de carga del diseño. Cada planta del entrepiso se puede utilizar como una zona separada del almacén.
Jose Arista Murillo
Ingeniero industrial con más de 6 años en el área de logística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *