Inventario & Almacén

9 recomendaciones para la gestión de almacenes

La logística es necesaria para que una empresa pueda operar correctamente. Si esta tiene puntos débiles, es riesgoso para las otras áreas del negocio. Sin una correcta gestión en la cadena de suministro es muy difícil que una empresa pueda ser realmente competitiva. Esto incluye el inventario, transporte y por supuesto el envío.

Si tienes una empresa que maneja este tipo de logística debido al modelo de negocio y a los productos que comercializas es importante que sea tomado con la mayor seriedad, ya que se trata de una cadena donde no puede existir ningún eslabón débil. Una de las recomendaciones para que esto ocurra es que te apoyes de la tecnología. Si todavía no lo haces o te gustaría mejorar más en ese aspecto, mira este artículo acerca de las tecnologías que hoy en día se han convertido en imprescindibles para los negocios.

Para que una empresa funcione de manera competitiva es necesario que se mantenga en evolución constante incluso cuando eso signifique realizar cambios estructurales para mejorar sus procesos logísticos. A veces esos cambios pueden ser pequeños y otras veces mayores, pero lo importante es que siempre sean relevantes con el fin de que exista mejora, de esta manera habrá mayor eficiencia.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que no todo es estructura, sino también la administración que se le dé a los procesos. Puedes tener una logística general desglosada en pasos muy eficiente, pero si la administración de cada uno de ellos no es la mejor, habrá efectos negativos en la calidad de servicio y también en los costos del producto.

La logística es una de esas áreas ideales en las que te puedes apoyar para agregar ventajas que repercutirán en la experiencia general del cliente. Esto es así porque cuando la misma está bien llevada puede ser capaz de bajar costos y mejorar el servicio, lo que será un valor añadido de cara a la competencia.

Como mencionamos anteriormente la logística tiene diversos pasos en su cadena y cada uno de ellos también tiene sus propios procesos. Uno de ellos es el almacenamiento y transporte. Dependiendo del tamaño de tu negocio, los volúmenes de producto que manejes, la frecuencia de movimiento de dicho producto, entre otros, necesitarás un lugar para almacenarlos.

Según estudios y experiencia de muchas empresas, lo que ocurre en los almacenes puede llegar a significar hasta un 60% de los costos, por lo que es vital gestionarlos de la mejor manera, a fin de que esos costos no te rebasen porque al final, serán los clientes los que terminen pagándolo y será mucho más difícil ganarle a la competencia.

Como el almacenamiento es tan importante, mira a continuación algunas recomendaciones que te servirán para que su gestión sea óptima, lo que te dará muchos beneficios, tanto económicos, como en el resto de los aspectos que conforman el negocio:

1.- Asegúrate de planificar estratégicamente la red del suministro. Piensa en la relación precio valor y busca la forma más económica de recibir y enviar el producto, eso sí. Sin descuidar la calidad y el buen servicio al cliente.

Según Gananci, una de las cualidades de los emprendedores es la planificación, así hay un mayor control acerca de lo que ocurre y lo que se puede esperar.

2.- Conoce los distintos tipos de almacén y ten aquellos que sean necesarios tomando en cuenta el tamaño de tu negocio, la naturaleza del producto que ofreces y también los clientes.

3.- Como ya mencionamos, la tecnología puede ser la mejor amiga de la efectividad cuando es bien aplicada. Por eso, la recomendación es que uses sistemas de recolección automática, esos son ideales para aumentar la eficacia de recursos inherentes a la gestión de almacenes.

4.- No dejes que pase un día sin registrar el flujo de productos y personas. Tanto la entrada como la salida deben ser registradas.

5.- Si aplica, busca almacenes compartidos. Así ahorrarás dinero en muchas áreas y podrás crear importantes alianzas.

6.- Para evitar fuga de productos, una buena opción es contar con una sola puerta de entrada. En caso de que el almacén sea demasiado grande o el flujo muy pesado, entonces una puerta de entrada y otra de salida. Estas puertas deben estar vigiladas en todo momento.

7.- Recuerda que la gestión de almacén y la de inventarios no son lo mismo, aunque estén estrechamente ligados. Esto quiere decir que el inventario debe ser realizado por alguien que no sea del departamento de almacén.

8.- Organiza el almacén de modo que el recorrido tanto de los operarios como de las máquinas sea el mínimo.

9.- Asegura una correcta comunicación con el departamento de comercialización para actualizar constantemente la disponibilidad de los productos.

Edith Gómez
Soy editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *