Comercio internacional

Optimiza tus procesos de importación y exportación

4 consejos para crear un proceso de importación y exportación más optimizado en tu empresa

¿Cómo saber si tu empresa está lista para empezar a importar y exportar productos? Puede parecer un paso difícil, si no imposible a veces, pero con ciertos tips se puede lograr un proceso más organizado y efectivo para crecer tu empresa y cubrir importaciones y exportaciones. Es clave también que sepas ser un buen vendedor y tener vendedores efectivos en tu empresa.

Hay que tener en cuenta preguntas clave, como, ¿está lista mi empresa para responder a altos niveles de demanda? ¿Es mi producto lo suficientemente competitivo? ¿Tengo un plan financiero lo suficientemente bueno para cubrir gastos en el exterior? Estas son solo algunas de las cosas que debes tener en cuenta antes de dar el paso a negociaciones internacionales.

Pero recuerda que el proceso no es sencillo, y tampoco sucede de un día a otro, siempre es importante que tengas la habilidad de improvisar y arreglar problemas y el campo suficiente para endeudarte al principio. Lo más importante, es que tu equipo esté preparado para una carga más alta de trabajo.

Si crees que tu empresa está lista, entonces sigue estos consejos para optimizar el proceso de importación y exportación de tu empresa.

1. ¿Te apuntas solo o en asociación con otros?

Cuando se trabaja con exportación e importación es esencial tener en cuenta tres puntos. Primero, las ventas en el exterior deben ser llevadas a cabo por un intermediario que recoja la mercancía y la venda en el mercado adecuado. El segundo punto es considerar tener un socio local que conozca el mercado y promueva las ventas y crecimiento. El tercer punto, es la producción implementada—sea en cada o en el exterior.

Muchas veces, las compañías, especialmente las pequeñas, optan por hacer el proceso solas. Sin embargo, si se trata de un mercado extranjero emergente o muy competitivo, es siempre recomendable empezar con una asociación.

2. Ferias y eventos

Son esenciales las visitas y exposiciones en todo tipo de ferias y eventos de ventas e importación y exportación. Tanto para aprender como para mostrar a los clientes y posibles aliados quien eres y que servicios ofreces.

3. Documentación en regla

Dependiendo del mercado y tu país fe origen, los documentos necesarios varían. Pero en general los siguientes son necesarios:

  • Comerciales: certificado de origen, lista de contenido, facturas de compra etc. Usualmente son expedidos por la Cámara de Comercio, pero siempre asegúrate de tener todo en regla antes de siquiera empezar el proceso.
  • Aduaneros: los documentos más importantes, pero distintos en cada lugar de origen y al que se exporte. Es recomendable contratar un abogado o una firma de consultoría para crear estos tramites.
  • Transporte y más: faltan aún documentos esenciales, como los de transporte, sea aéreo o marítimo. También los seguros de mercancías y más.

 

Como puedes ver, no es sencillo ni rápido crear un proceso de importación y exportación, pero se pueden sacar todos los papeles necesarios si se empieza temprano y se tiene buena conserjería.

4. Tu marca y producto deben ser globales

No porque tengas reconocimiento local significa que vayas a tener éxito inmediato en el exterior. De hecho, puede ser muy difícil lograr distinción en un país con costumbres muy diferentes, como lo es China. También es esencial que tengas una marca establecida, con reglas y procesos determinados que faciliten todo.

No te quedes envuelto en problemas de traducción, has el esfuerzo de investigar tu nuevo mercado y adaptarte a este. Pero recuerda que tu marca debe ser siempre constante y reconocible.

¿Qué opinas? ¿Está lista tu empresa para importar y exportar? No dejes de crecer tu negocio si es posible, pero siempre motiva a tu equipo a acompañarte en este proceso, y sobretodo a trabajar juntos para optimizarlo.

Edith Gómez
Soy editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *