Cadena de Suministro

Marketing y Logística. Las demandas del mercado actual

El futuro de la logística está completamente ligado al marketing, no se pueden separar. La percepción que tengan los consumidores, sobre los productos y servicios en el corto plazo, estará directamente relacionada con este vínculo estrecho: Mercado y Logística.

Cuando se diseña una estrategia de logística para implantar en una empresa se hace enfocándola a una serie de objetivos – siempre y cuando previamente se haya realizado un cambio en la filosofía de gestión de Marketing.

El marketing va mucho más allá de preparar anuncios y comercializar bienes y servicios. Su misión en realidad es contribuir de forma decisiva a ofrecer a los clientes bienes, servicios e ideas y lograr la satisfacción  de las necesidades de nuestros clientes. Empezamos la era del Marketing Digital. Por ello es muy importante saber  cómo se mueve nuestra empresa en el contexto de Ubicuidad, Inmediatez e Instantaneidad.

Activar  los nuevos mecanismos que actualmente se utilizan en el Marketing digital es una buena opción para seguir creciendo en el Mercado actual, cada vez más globalizado.  Utilizar las nuevas tecnologías puede ayudar a captar y retener mejor a nuestros clientes.

  • Marketing Automatized
  • Big Data/Machine Learning
  • Contended Missives Customizes (Videos)
  • Respuesta Orbital Predictiva e Instantánea.
  • Mobile Customer Journeys (Touch Points)
  • People Connected/IOT (Internet de las Cosas)

 4 puntos que nuestra estrategia digital debe de tener para la consecución de los objetivos:

  • Recurrencia (Dato)
  • Escalabilidad (habilidad para reaccionar y adaptarse sin perder calidad)
  • Expansión
  • Diversificación (Anticipación)

La logística, está orientada al posicionamiento de los recursos en relación con el tiempo. Los productos y servicios que se ofrecen, no solo deben ser innovadores, sino que deben responder rápidamente a la demanda, es decir, una entrega a tiempo en el momento justo que el cliente lo necesite y en donde lo necesita. Esto es, reducir dichos procesos al menor tiempo posible y una reducción de tiempo, en el final de la cadena, el resultado mejorar costos y el precio de nuestro producto y o servicio,  además de una mayor oportunidad para conseguir lo que siempre se espera: la lealtad del cliente. “Vendemos Sensaciones “

El futuro de la logística, bien diseñada será una de las herramientas más contundentes para crear la fidelidad del cliente porque aportará definitivamente, la minimización del gasto, otorgando un aumento en la rentabilidad.  Utilizar una planificación avanzada es el mejor seguro de cumplir con los objetivos propuestos.

Utilizar Metodologías como:

  1. Seleccionar los medios, Planificar, Seleccionar las herramientas.
  2. Redefinir los Objetivos.
  3. Implantación.

 El seguimiento de los tres procesos antes indicados nos asegura que los pasos dados en cada tramo son los propuestos y con ello que el objetivo se cumplirá.

El intercambio de información estandarizada, así como la interconectividad física, digital y operacional, determinarán la logística del futuro.

El auge de las ventas electrónicas, y en un mercado cada vez más orientado a la globalización e internacionalización, las actividades en torno a la logística juegan un papel crucial en nuestras vidas y es imprescindible para la rentabilidad de las empresas.

Sin embargo, estas operaciones siguen teniendo un amplio margen de mejora, sobre todo en cuanto a eficiencia y sostenibilidad.

La colaboración en materia de transporte y el almacenaje marcará el futuro del sector.

Otros elementos que tendrán importancia en el futuro del sector logístico son la sostenibilidad, la adaptación a las nuevas tecnologías, la combinación de cadenas de suministro entre proveedores y clientes o el Internet de las Cosas.

Cada vez más empresas cuentan con expertos en logística o equipos que buscan entender las cadenas de suministro en forma amplia e integrada. “Hay todavía una gigantesca oportunidad en eficiencia y control del gasto que podrían aprovecharse con tan sólo incorporar una función que analice la cadena de punta a punta, desde los proveedores hasta el consumidor final y las devoluciones.”

Todas las empresas que se encuentran a la vanguardia en logística poseen esta función y aquellas empresas que quieran seguir la estela de la producción y el desarrollo en el mercado han actualizarse para no perder mercado.

Analizar La demanda y mejorar procesos debe ser una constante en la organización.

Diariamente la empresa enfrenta problemas de diversa índole y es necesario conocer la cadena de suministro basada en la demanda. Para lograr que los directivos de cadena de suministro tengan visibilidad en tiempo real en todas las capas de la cadena y así hacer una mejor conexión entre la demanda y el suministro, además de reducir problemas de disponibilidad de producto y evitar gastos innecesarios, las compañías deben utilizar tecnologías de última generación y soluciones en la nube y mecanismos que nos permitan encontrar soluciones satisfactorias.

  • ¿Qué está ocurriendo?
  • ¿Por qué se presenta este problema?
  • ¿Cómo mejorar los procesos?
  • ¿Dónde debería enfocarme para conseguir el mejor resultado?

La flexibilidad y la capacidad de respuesta son los dos elementos clave que van a estar cada vez más presentes a la hora de que una empresa diseñe su estrategia.

En todos los sectores de la economía actual, las empresas están buscando nuevos modelos para responder rápidamente a cualquier circunstancia que se pudiera presentar: cambios en la demanda, en los precios de las materias primas, cambios de tendencias, paralización por huelgas o desastres naturales,  variaciones en los tipos de interés, etc.

El mundo de los negocios está entrando en una nueva era -la era “bajo demanda”-, cuyo objetivo es transformar la estructura y los procesos de las empresas para que éstas estén mejor preparadas para detectar y reaccionar rápidamente ante el cambio.

Las ventajas son claras: mayor flexibilidad, reducción de costes, incremento de la eficiencia y por consiguiente un aumento de la competitividad. Se trata de que la estructura operativa de una empresa trabaje al mismo ritmo que las demandas del mercado o de los clientes.

Las organizaciones bajo demanda se caracterizan por cuatro aspectos:

  1. Capacidad de respuesta en tiempo real (sus procesos están integrados y preparados para ello)
  2. Estructura de costes variable
  3. Focalización en las competencias clave de su negocio, externalizando si es necesario   con socios estratégicos la gestión de determinadas tareas.
  4. Robustez y capacidad de recuperación de forma inmediata ante todo tipo de amenazas.

Se trata de diseñar productos y/o servicios que capten o fidelicen a los clientes, aportando valor añadido: que el cliente esté satisfecho con el producto y/o servicio ofrecido, logrando el reconocimiento del cliente y el valor de tu marca en el mercado.

Autor: Ricardo Santos del Olmo

Artículo presentado al Concurso Premio Mejor Artículo de Logística 2017

MeetLogistics
Somos un grupo de profesionales de la Logística y del Marketing Digital que cree en la divulgación libre del conocimiento como fórmula de crecimiento personal y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *