Cadena de Suministro

COVID-19. Implicaciones en el planeamiento de inventario, abastecimiento y adquisiciones

Muchas empresas y cadenas de suministro están sufriendo un gran impacto a consecuencia de la pandemia de  la COVID-19. Los Gerentes de Operaciones y Cadenas de Suministro se están enfrentando a una situación de volatilidad e inestabilidad en toda regla. La incertidumbre es enorme. ¿Qué han hecho para sobrevivir y atravesar este difícil momento? ¿Qué ha cambiado y qué cambiará?

 El nuevo escenario

  • El escenario macro: es importante ver las cosas de una visión macro en lo que respecta a la sociedad de consumo. Más allá del impacto en la vida y la salud de las personas, la pandemia está devastando la economía mundial como nunca antes desde la Segunda Guerra Mundial, propiciando una reducción sin precedentes de la actividad laboral según la OIT. Tendremos que prepararnos para un masivo desempleo, tensiones sociales y hasta conflictos. Una depresión económica se aproxima. A modo de ejemplo, en España, el producto interior bruto se hundió entre enero y marzo un 5,2% trimestral según la publicación del INE (30/04/2020).
  • La explosión de e-commerce es una realidad. Proyectos en comercio electrónico son ahora prioridad y serán muy importantes. Desafíos para implementar nuevas o mayores capacidades de comercio electrónico entorno a las operaciones existentes.
  • El mundo digital. Los viajes de negocios no serán lo normal, la forma tradicional de hacer los negocios cambiará, el estilo de nuestras vidas será diferente y también la forma en que trabajamos será distinta. El teletrabajo y trabajo a distancia está cambiando nuestros hábitos. Las empresas están descubriendo que pueden ir más allá con este sistema de trabajo a distancia utilizando herramientas digitales y demás.
  • Mantener los clientes: la comunicación deberá ser más social, más humanizada; el cliente se mantiene fiel de una forma diferente después de la COVID-19.

 

Inventario, planes, abastecimiento y adquisiciones

Obviamente cada empresa tiene sus particularidades, todas son diferentes. No obstante, algunas ideas se pueden delinear para enfrentar la situación que pueden aplicarse a muchas empresas o cadenas de suministro.
¿Cuál es el impacto de la reducción en los márgenes de ganancia? ¿Cómo mitigamos los riesgos? ¿Cómo se reorganiza el “planning”?
Es todo un desafío que hacer con nuestro Demand Planning. ¿Cómo manejamos los números de nuestras bases de datos? ¿Cómo recalculamos? Realmente es difícil, porque nunca hemos estado frente a una situación tan compleja viviendo en una pandemia global.
Toda la información histórica, todos los números y datos que obtenemos de nuestros sistemas, el Big Data… se enfrentan a un escenario en el cual no tenemos ninguna pista sobre el futuro.
Entonces… ¿qué hacemos?

Inventario. Básicamente se puede proteger nuestro inventario. Las estimaciones pueden ser la pérdida de un 30% a un 50% de ventas en un año. Hay que ser responsable, hay que ser sostenible (“sustainable”). Es necesario proteger el cash, proteger el inventario y mantenerlo. Quizás lo mejor sea pasar la mayoría de ítems para la próxima temporada.
También será necesario tomar riesgos en cuanto a la previsión de la demanda, como nunca antes. Habrá que salir de nuestra “zona de confort”.

Clientes. Habrá que ser más abiertos y receptivos con nuestros clientes, compartir expectativas, ser transparente en las compras, en la ejecución de órdenes, tratar de evitar fricciones en tiempos difíciles. Estar atentos a las prioridades cambiantes de los clientes y al impacto de las limitaciones de la oferta y la demanda.

Conducta del consumidor después de la COVID-19

Fabricación. En cuanto a una empresa como un todo, los procesos de fabricación deberían estar en el foco, no caer en un flash out, evitar caer en quiebre de stock. También es necesario proteger los artículos o productos con alto margen, hay que ser sostenible. Reevaluar la producción y enfocarse en los ítems que nos dan altos márgenes de ganancia.
Una estrategia de “postponement”, maximizar los beneficios y minimizar los riesgos y aplazar las inversiones en productos o servicios hasta el último momento posible.

Transporte. En cuanto a los costes de producción, aumentarán. La red de transportes está cambiando. Se tendrá que pagar más para asegurar capacidad o un lugar en las cargas y se tendrá que estar preparados para hacer órdenes fragmentadas tanto desde las fábricas o hacia los clientes. Nuevas medidas de seguridad, menos producción de las fábricas, por consiguiente, menos márgenes.
Se deberá tener en cuenta el efecto secundario de una mayor actividad de comercio electrónico en la capacidad de transporte, también explorar modelos de entrega innovadores e iniciativas de sostenibilidad. A pesar de que aumentan las ventas online, los envíos son más lentos a causa de la pandemia, con la esperanza de que esta situación se revierta poco a poco.

Visibilidad. Sin duda, un punto importante es mantener y mejorar la visibilidad de nuestra cadena de suministro (transformación digital).

Riesgos. ¿Cómo mitigar los riesgos? Hablando en general, depende de cada compañía el cómo se preparan las condiciones de aprovisionamiento. Se podría hacer una diversificación del sourcing para reducir la dependencia de un solo proveedor, desarrollar socios claves en IT, en shipping, compartir volúmenes de carga… También invertir en herramientas de demand planning y control, lo que permitiría tener mejor información, intentar estar un paso adelante, tener la mejor “bola de cristal” posible para responder a nuestros interrogantes.

Una cadena de suministro “ágil” para tiempos de COVID-19

Una cadena de suministro ágil es un sistema de distribución de productos que se ocupa de hacer las cosas rápidamente, ahorrar costos, responder a las demandas del mercado, mantener la flexibilidad y mantener la productividad alta.
La agilidad se define como una estrategia que responde mejor en un mercado volátil, donde esta estrategia se basa totalmente en la demanda.
Básicamente, las cadenas de suministro ágiles combinan velocidad y capacidad de respuesta para mejorar la productividad, manteniendo los costos bajos y eliminando el exceso.
¿Cómo estar preparados para las interrupciones en la cadena de suministro? ¿Cómo prever la demanda? Son tiempos de decisiones importantes en cuanto a inventario y demand forecasting. ¿Cómo puedo saber más de los diferentes eslabones de mi cadena de suministro? ¿Cómo nuestros proveedores pueden adaptarse y suplir nuestra demanda en el futuro? Y, ¿cómo va a impactar todo ello en mi empresa?
Supply Chain Agility

Visibilidad para protegernos de escenarios difíciles y estar en condiciones de tomar buenas decisiones. Responder rápidamente.
El e-commerce emerge y aumenta, ¿cómo respondo rápidamente a este cambio? Con visibilidad podemos tomar decisiones rápidas y ágiles.
Nuestra base digital, nuestro “digital backbone”, ¿cómo podemos repensar nuestras inversiones digitales?
¿Cómo podemos mantener un equilibrio en nuestras inversiones? Debemos hacer lo mejor posible para sobrevivir y para mantener a nuestros clientes.
También hay que utilizar lo aprendido de este periodo de COVID-19 para tomar previsiones a futuro por si acontece nuevamente, hay que estar preparado.
Si la empresa tiene dinero para innovación para después de la crisis de la COVID-19, sería excelente.

Conclusiones

La pandemia de COVID-19 ha impactado en la economía global y ha cambiado la forma en que operan las empresas. Ahora estas deben reevaluar cómo hacer más con menos.
Antes, muchos directivos pensaban que era casi imposible hacer muchas cosas de manera diferente, ahora se han dado cuenta de que se puede ir más allá y hacer más. Ese es el tópico más positivo que podemos sacar de esta crisis de la COVID-19.
Es imposible saber qué va a pasar en el futuro. Pero es importante tener la mente abierta y pensar cómo ser más ágil y flexible ante situaciones de crisis, ser rápidos para reaccionar.

Esta experiencia está cambiando a muchos lideres que creemos que pueden manejar este tipo de situaciones, pueden empoderar a integrantes de equipos de trabajo y pueden innovar, para lo cual a veces no es necesario una gran inversión, solo preparar la mente para mirar los problemas de una manera diferente.

Marcello Giordano
Master en EAE Business School y Universitat de Barcelona (Barcelona- España) . Experto en Cadena de Suministro. Actualmente desempeño como consultor y asesor privado en Logística y Supply Chain Management, ofreciendo sus servicios tanto a empresas como a personas. Con una larga trayectoria internacional. He trabajado para organizaciones internacionales como por ejemplo Naciones Unidas, ocupando un alto puesto en el área logística en la misión de Haití. También forma parte de “Broker y Asociados”, brindando servicios de consultoría en Logística y Cadena de Suministro para los clientes de la empresa para diferentes países de Latinoamérica y Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *