Cadena de Suministro

Competitividad Logística: Los 6 puntos para que un país sea logísticamente competitivo

Competitividad Logística

La  Competitividad Logística se ha convertido en uno de los pilares sobre el que cualquier gobierno del mundo parece querer competir. Todos los países (o casi todos) quieren ser el centro logístico de su región o convertirse en un hub logístico de orden mundial. Pero la realidad es que muy pocos países lo han conseguido o están en disposición de hacerlo a medio plazo. Es muy claro que la competitividad logística global es un nuevo concepto que ha entrado en escena en muchos lugares, pero para ello hay que prepararse. Factores geográficos, económicos y estratégicos están detrás del desarrollo logístico de los países.

La logística no se puede exportar ni producir como los plátanos, los coches, los ordenadores, el textil o cualquier producto que nos podamos imaginar. Es la actividad principal de apoyo al movimiento de productos en los países y/o entre países. Depende, principalmente, de empresas cuya actividad principal es gestionar este movimiento de producto de forma eficaz desde sus puntos de origen hasta su destino.
Pero dejando a un lado la actividad propia (transporte principalmente), los gobiernos tienen la capacidad de cambiar su potencial logístico con una serie de medidas que pueden permitirles una posición productiva en términos de coste para las empresas que desarrollan su actividad en éstos, y en definitiva, para sus ciudadanos. La logística tiene como fin permitir un mejor acceso de los ciudadanos a los bienes que consumen, acercar una mayor variedad de productos y finalmente, abaratar los costes en su obtención.

Exportaciones mudialesSi observamos los datos de exportaciones e importaciones mundiales desde el año 1960, los intercambios de mercancías han crecido más de un 550 % en este periodo, y esto por defecto, tiene un componente logístico muy importante. Así las exportaciones han pasado de un 9 % en 1960 respecto al PIB mundial a un 25 % en estos últimos años. Por tanto los países han de prepararse para ser más competitivos desde un punto de vista interno (poder ofrecer servicios logísticos de calidad a sus empresas y ciudadanos) y desde uno externo (servir de conexión entre los diferentes territorios o regiones del mundo).

La competitividad logística de un país se crea y desarrolla desde los siguientes aspectos:

1. Infraestructuras

Las infraestructuras son la base de toda organización logística, ya sea una empresa o un país. Si una empresa necesita un almacén, transporte y recursos para gestionar su producto, un país necesita infraestructuras que den soporte al movimiento de los productos desde el momento en que se producen internamente o bien proceden del exterior. Unas vías terrestres que permitan llegar al máximo de puntos y sirvan para crear la red logística del país estableciendo los nodos logísticos adecuados. Una red de puertos y aeropuertos que den acceso de forma eficaz a los productos para sus salidas y entradas. La red ferroviaria como soporte al tráfico de camiones. Espacios creados para albergar plataformas logísticas que sirvan de centros neurálgicos de la distribución. En definitiva, el esqueleto sobre el que se soporta el resto de actividades necesarias para transportar mercancía entre puntos dentro de un país. Casi todas las infraestructuras son de doble uso, tanto para facilitar el movimiento de personas como el de productos. Por tanto, toda infraestructura de transporte ha de ser concebida bajo esta dualidad personas-mercancías. Sin infraestructuras, no hay logística.

2. Legislación

Leyes que permitan un acceso de productos del exterior de forma segura, rápida y económica a través de sus fronteras y una disminución de las tasas arancelarias. Los países con un alto grado de proteccionismo elevado (barreras arancelarias) descienden sus posibilidades de competir con otros, y su economía tiende a un empobrecimiento general impidiendo el acceso a productos más económicos a su población. Por lo tanto, partiendo del principio que el intercambio internacional de mercancía es fuente de desarrollo para los países, los gobiernos han de concebir leyes que permitan el acceso de productos de forma económica y ágil, evitando sistemas que penalicen la entrada de productos, ya que de esta forma, perjudican los intereses de sus propios ciudadanos. La supresión de barreras arancelarias entre países mediante la unificación de mercados ha propiciado el avance de muchas economías.

3. Competencia servicios logísticos

Teniendo infraestructuras adecuadas y una legislación con pocas barreras arancelarias, el país debe contar con un nivel suficiente de empresas que ofrezcan servicios logísticos de calidad. La competencia en este campo acelera el proceso de modernización de la logística interna o aquella que desarrollan las empresas para entregar sus productos en tiempo y forma al consumidor final. Este punto propicia también que los precios que han de pagar las empresas por servicios logísticos (transporte, almacenaje, manipulación, etc..) sean más competitivos frente a una escasez de empresas. La empresas dedicadas a prestar servicios logísticos (3PL, 4PL) son el motor que ha propiciado el avance logístico en el sector privado. Se han convertido en el nexo entre la empresa y el cliente (o consumidor) y su presencia en la sociedad es cada vez más importante por el aumento imparable del e-commerce. Los servicios logísticos que demanda el consumidor son cada vez más exigentes (aunque éste no los identifique), y el Operador Logístico es el único capaz de alcanzar los niveles de exigencia presentes y futuros.

4. Recursos humanos

Los entornos logísticos han de ser construidos sobre una base sólida creada por profesionales cada vez más cualificados. A la vez que se crean infraestructuras que posibilitan el movimiento eficaz de productos, las empresas y organizaciones han de contar con los recursos humanos capaces de organizar eficazmente la logística de las empresas, tanto en empresas propias del sector como en empresas fabricantes o que comercializan productos. En este sentido, los gobiernos deben crear las bases formativas para que la Logística (Cadena de Suministro) alcance los niveles deseados. Hasta ahora, la formación logística (en el caso de España ) ha venido siendo desarrollada desde Centros relacionados con la logística hasta Escuelas de Negocio, pero sin la suficiente homogeneidad ni criterios académicos para formar profesionales que cubran con garantías el amplio espectro profesional que implica la logística para un país,desde el punto de vista de los público al necesario en el sector privado.

5. Modelo de desarrollo logístico

Cada vez más los países necesitan crear estrategias que determinen un modelo de desarrollo logístico a medio y largo plazo. No hay posibilidad de mejorar la logística de un país si no hay una estrategia que canalice todas las necesidades de forma ordenada y con prioridades según la situación del país. Este modelo ha de cubrir en mayor o menor medida todos los puntos anteriores con un horizonte temporal, bien de forma directa (infraestructuras, legislación) o de forma indirecta (formación). Cada vez más, un mayor número de países están desarrollando estrategias que permitan poner cierto orden en la forma de optimizar su logística. Estas estrategias pasan por analizar su situación actual y crear un modelo a escala de sus posibilidades económicas y geoestratégicas. Pero todo modelo de desarrollo debe tener como prioridad facilitar el acceso de los productos a los consumidores y una repercusión en la economía de las empresas mejorando su coste logístico global.

6. Eco-Cadena de Suministro

El transporte de mercancías es un sector básico para la economía global. Con un modelo creciente de producción globalizada, el transporte de mercancías es un negocio en crecimiento dentro de nuestros mercados de consumo y como toda actividad económica, genera una serie de impactos en el medio ambiente que deben ser tenidos en cuenta en el desarrollo de las políticas ambientales de cada país. Los principales impactos en los que deben centrarse estas políticas son:

  • Contaminación atmosférica, por su especial incidencia en emisiones contaminantes y gases de efecto invernadero, PlP.
  • Contaminación acústica, por la generación de ruido y vibraciones,
  • Producción de residuos, generados en operaciones de mantenimiento de los vehículos y embalaje de mercancías,
  • Vertido de sustancias peligrosas, ocasionados por fugas o perdidas accidentales de los productos transportados, así como en operaciones de mantenimientos de flota, etc.

Se debe generar, por tanto, un marco normativo que regule y limite los aspectos ambientales ligados a la actividad, si bien, para encaminar al sector hacia un desarrollo sostenible, no solo es necesario que los países trabajen en mejorar la legislación aplicable, sino que el compromiso de las empresas que forman parte de esta actividad es clave para introducir mejoras e incorporar buenas prácticas ambientales dentro de sus modelos de negocio. Crear una imagen de transporte sostenible que abogue por una mejora tecnológica de los vehículos permitiendo el uso de combustibles renovables, mejorar la planificación para reducir recorridos y optimizar cargas, uso de materiales reciclables en embalajes, etc. mejoras en definitiva de la gestión medioambiental, que pueden suponer mejoras internas o trabajar hacia la certificación de un sistema integrado de gestión, como apuesta por un modelo de negocio responsable con el medio ambiente.

RESUMEN

Los países no se convierten en “logísticamente competitivos” de la noche a la mañana. Existe un camino muy largo por recorrer y no solo es cuestión de instalar zonas francas para atraer inversiones más o menos puntuales a cambio de muchos beneficios fiscales. Tiene que haber una “intencionalidad clara” por parte de la sociedad empresarial y los gobiernos. El concepto que hay detrás de la logística país reside en la facilidad y el coste con el que los ciudadanos de un país acceden a los productos. Indispensable será la regulación legislativa a través de los gobiernos para el desarrollo de medios de transporte que minimicen el impacto negativo que supone el actual modelo basado en combustibles fósiles. No hay futuro sin un transporte totalmente respetuoso con el medio ambiente.

A una mejor logística del país, el acceso al producto es más sencillo y su coste por unidad es menor.

Artículo escrito en colaboración con María Luz Reyes García
Experta en Gestión Mediombiental.

Víctor Felipe
Mi experiencia profesional de veinte años dentro del sector de la Logística me ha permitido adquirir un profundo conocimiento técnico del sector, en particular, en las áreas de cadena de suministro: Planificación de la Demanda, Aprovisionamientos, Transporte nacional e internacional, Gestión de Inventarios, Dirección de Proyectos Logísticos y de productividad, Subcontratación de Operaciones Logísticas mediante modelos 3PL. Certified Supply Chain Professional (APICS), Diplomado en Sistemas, Máster Dirección Logística y Producción, Dirección de Comercio Internacional, Six Sigma Project Lead y muchos proyectos logísticos detrás de mí. Logistics & Customer Service Manager en Praxair España, Imparto cursos y seminarios sobre Demand Planning & Inventory Compartir mi experiencia profesional y enriquecerme con la de otros es un gran objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *